calas en tu bici

Pros y contras de llevar calas en tu bici

Cada vez está más extendido en los ciclistas hacer uso de calas en tu bici, ya que son muy útiles, sobre todo para rutas de bicicleta de montaña. Estas calas se conocen como la combinación entre pedales automáticos con mecanismo de bloqueo y la cala que va conectada a la zapatilla del ciclista. De esta forma, mantiene una posición fija del pie durante el pedaleo, concentrando la fuerza y aumentado la eficiencia del pedaleo. Desde Well and go te contamos por qué deberías empezar a hacer uso de ellas.

Ventajas de usar calas

Son muchas las ventajas de llevar estos pedales automáticos. Las principales son:

  • Una mejor transferencia de potencia. El bloqueo establecido entre el pedal y la cala de la zapatilla proporciona una mayor eficiencia, pues con un pedal normal tendrías que aplicar una fuerza extra para mantener tu pie en la misma posición y esto en grandes rutas se hace notar.
  • Aprovechar el impulso hacia detrás. Al tener los pies anclados a la plataforma, podemos aprovechar no solamente la fase de empuje, sino que utilizamos un mayor rango de recorrido utilizando nuestros isquiotibiales, que tienen mucha potencia y que con pedales normales no seríamos capaces de aprovecharlos. Al retroceder en el pedaleo estamos utilizando también energía para impulsar nuestro otro pie hacia adelante.
  • Menor desgaste. Hacer uso de músculos de la cadera y flexores pueden ayudarnos a reducir un poco la presión ejercida en los músculos que usas en el giro hacia abajo.
  • Seguridad. Estás fijado a tu bicicleta, tienes mayor control sobre la misma. Puedes empujar tu bicicleta lateralmente y saltar sobre obstáculos. Para rutas de montaña es muy interesante, puesto que en senderos con muchas piedras evitas que se te resbalen y se te acaben separando tus pies de los pedales cuando te despegas del sillín.

calas en tu bici

Desventajas de pedales automáticos

No todos son ventajas al usar las calas, pues pueden darnos muchos quebraderos de cabeza sobre todo cuando estamos empezando. Te contamos cuáles son las principales desventajas:

  • Posibles caídas. Es muy común, sobre todo cuando estamos empezando a usar las calas que no las desbloquees a tiempo y te acabes cayendo, pero tranquilo, es muy fácil acostumbrarte a ellas.
  • Uso tedioso en la ciudad con mucho tráfico. Pues cada vez que te detienes tienes que desbloquear las zapatillas y para reanudar la marcha tienes que volver a bloquearlas.

El cambio de pedales normales a pedales automáticos con calas no es muy recomendable realizarlo a menos de que tengas suficiente destreza con tu bicicleta y quieras dar un paso más allá en la eficiencia de tu pedaleo. Ahora es tu turno, coméntanos si haces uso de las calas en tu bici y si es así, cómo fue el proceso de adaptación tanto si usas bicicleta de montaña como de carretera.

Sin comentarios

Añadir un comentario