4 actividades fitness que puedes realizar al aire libre: Conoce sus beneficios

4 actividades fitness que puedes realizar al aire libre: Conoce sus beneficios

El deporte es salud tanto física como mental, y es una actividad que podemos practicar en centros cerrados y en espacios abiertos. Hacer ejercicio al aire libre nos reporta una serie de ventajas frente a la opción del gimnasio o las clases programadas en polideportivos o centros deportivos. Ventajas como son la de que no estamos atados a horarios, podemos practicarlos sin la necesidad de estar acompañados, vamos a encontrar siempre un espacio adecuado nos encontremos donde nos encontremos, o que la inversión en material es prácticamente nula. En este post te vamos a mostrar 4 actividades fitness que puedes realizar al aire libre: conoce sus beneficios y cómo hacerlos.

Andar o correr

Andar es el ejercicio más básico y que está al alcance de cualquiera. La OMS recomienda andar 30 minutos diarios para tener una buena salud, lo cual nos da una idea de cómo algo tan básico y al alcance de todo el mundo nos mantiene saludables.

El siguiente escalón es correr. Cualquier persona que haya practicado deporte se pasa al running. Del equipo de fútbol o baloncesto del instituto, o del partido de pádel con los vecinos de la urbanización,, pasamos a correr en el parque porque nos es imposible cuadrar horarios con nadie. Si es tu caso, empieza por construir la base aeróbica, es decir: el objetivo es correr a ritmos suaves durante bastante tiempo, Cuando te quieras dar cuenta, tendrás un fondo físico que te permitirá afrontar cualquiera de los cientos de carreras 10k que se celebran en toda España.

Gimnasia

Ejercicio complementario al anterior que hemos expuesto, y que puede practicarse tras finalizar este en una misma sesión. De hecho, el andar o correr debe servirnos como calentamiento para practicar los ejercicios que vamos a detallar a continuación.

  • Escaleras. Es una manera de trabajar el tren inferior. Busca una superficie que esté a la altura de tus rodillas, por ejemplo el banco de un parque, y sube y baja con cada pierna haciendo varias repeticiones seguidas con cada una de ellas. Intenta seguir el braceo como si estuvieras corriendo, es decir: pierna derecha, brazo izquierdo y viceversa.
  • Fondos. Las flexiones de suelo de toda la vida. Es un ejercicio muy agradecido en el sentido de que según vamos practicando vamos ganando en el número de repeticiones. Haz varias series tomándote un descanso de 3 minutos entre cada una de ellas. Si al principio no tienes suficiente fuerza, apoya las rodillas en el suelo y flexiona con los brazos.
  • Sentadillas. Otra manera de trabajar la musculatura del tren inferior. Consisten en agacharse y levantarse en estático flexionando las piernas. Busca ángulos rectos, de tal manera que cuando llegues al punto más bajo tu rodilla forme un ángulo de 90 grados en horizontal con fémur, y en vertical con tibia y peroné. La espalda debe estar en perpendicular al suelo y los brazos cruzados en el pecho.
  • Dominadas. Son el último escalón en lo que se refiere al entrenamiento con el peso de nuestro cuerpo. Consisten en colgarnos sobre una barra fija y levantarnos hasta que la barbilla supere esta. Hay distintas variables: con las palmas enfrentadas a nuestra cara o apuntando al lado contrario. Sigue la misma metodología que comentábamos con los fondos en lo que se refiere a series y repeticiones.

No vas a desarrollar los músculos de un culturista, pero con estos ejercicios vas a conseguir un cuerpo fuerte y definido.

Stretching

Se trata de conseguir flexibilidad para que un gesto tan cotidiano como agacharse a recoger algo del suelo no nos suponga un esfuerzo fuera de nuestro alcance. Lo logramos gracias a los estiramientos. La flexibilidad es una de las cualidades físicas básicas que perdemos con la edad. Por tanto, es un ejercicio que debemos practicar a diario para que no nos anquilosemos. Estira los principales grupos musculares: cuádriceps, isquiotibiales, bíceps y tríceps. Los estiramientos hay que hacerlos sin rebotes. Mantén la posición entre 20 y 30 segundos con cada ejercicio.

Yoga

Una práctica que proviene de oriente. Se trata de una forma de entrenamiento en la que trabajamos la parte física y la mental, combinando disciplinas que se basan en la gimnasia y la traumatología. El yoga, además, nos permite trabajar la respiración de tal manera que vamos a conseguir un equilibrio perfecto entre fuerza y flexibilidad. También nos aporta un equilibrio espiritual gracias al cual la práctica deportiva nos hará ganar en salud.

Estar en forma ni es caro ni te va a quitar mucho tiempo. Con estas 4 actividades fitness que puedes realizar al aire libre vas a conseguir un estado óptimo, lo que va a repercutir en una mejor salud tanto física como emocional. Conoce sus beneficios, cómo practicarlas y verás que gracias a este sencillo entrenamiento vas a darle un giro de 180 grados a tu cuerpo.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.