catabolismo muscular

Catabolismo Muscular

El catabolismo muscular ocurre cuando no hay suficiente anabolismo para igualar la descomposición de las moléculas. Los procesos de crecimiento y reparación no ocurren lo suficientemente rápido como para compensar el catabolismo. Si no se aborda, tu cuerpo puede entrar en un estado peor llamado caquexia, o desgaste catabólico, que conlleva una pérdida rápida de tejido muscular y grasa subcutánea.

Causas de un desgaste por catabolismo muscular

Hay varias razones por las que tu cuerpo puede entrar en un estado catabólico y desgaste catabólico , incluida la fatiga suprarrenal. Pero primero, es bueno comprender algunos de los factores comunes que contribuyen al estado catabólico, como:

  • Traumatismo muscular , debido a cirugía o lesión.
  • Pérdida de colágeno.
  • Infecciones crónicas.
  • Uso excesivo de ciertos medicamentos, como antibióticos.
  • Ayuno prolongado.
  • Estrés crónico.
  • Inflamación crónica, entre otros.

Síntomas de un catabolismo muscular

Este estado crea una pérdida de masa muscular y corporal, con calambres y dolores musculares. Si esto continúa, los órganos internos se rompen.

Otro síntoma es la incapacidad para aumentar de peso incluso después de incrementar la ingesta calórica o estar bajo de energía. En este punto es cuando empiezas a ver la pérdida de masa muscular y grasa subcutánea, fatiga, bajos niveles de energía, intolerancia al ejercicio y una reducción en tu capacidad para manejar cualquier tipo de estrés.

Lo que sucede aquí es que, tu cuerpo tiene tan poca energía, que está tratando de descomponer sus propios músculos y tejidos grasos para producir algo. Son muchos los síntomas y, por supuesto, no los tendrás todos al mismo tiempo. Con todo, estos pueden ir presentándose gradualmente.

¿Cómo evitar el catabolismo muscular?

El proceso de construcción de tejido muscular es, en cualquier caso, una tarea bastante difícil y requiere de una dieta semanal bien diseñada y un programa de entrenamiento en línea para la hipertrofia muscular, para que podamos obtener los mejores resultados.

Para un programa exitoso de hipertrofia muscular, debes comer con frecuencia, aproximadamente cada 3 horas, es decir, 5-6 comidas diseñadas de acuerdo a tus necesidades. Con un programa de alimentación semanal equilibrado, tendrás mucha energía durante todo el día y podrás mantener tu cuerpo en condiciones anabólicas, previniendo este estado.

Es aconsejable limitar el entrenamiento a 45 minutos de puro ejercicio dinámico más 15 minutos de calentamiento. Cuando haces ejercicio a alta intensidad durante más de 60 minutos, estresas intensamente tu cuerpo y, como resultado, las glándulas suprarrenales excretan el cortisol, una hormona que descompone el tejido muscular en producción de energía.

No debes olvidarte de comer antes de entrenar y, por supuesto, después, ya que así repones las reservas de energía rápidamente y evitas el catabolismo muscular. Déjanos un comentario si tienes experiencia sobre este contenido y cómo se solucionó para que así podamos ayudar a otras personas en su prevención.

Sin comentarios

Añadir un comentario