Epicondinitis

¿Codo de tenista? Todo sobre la epicondilitis lateral

El codo de tenista, técnicamente llamado epicondilitis lateral, es una afección bastante dolorosa que recibe ese nombre porque la padecen frecuentemente quienes participan en el deporte de la raqueta. No obstante, puedes sufrirla también si utilizas tus brazos para tareas pesadas que pueden tener que ver con tu trabajo o con tu ocio.

Qué es la epicondilitis lateral y cómo prevenirla

La epicondilitis lateral es una dolencia que afecta a los tendones del codo cuando se sobrecargan en exceso. Se manifiesta con un dolor en la zona lateral del propio codo que se agrava al contraer la muñeca y al tocar los músculos afectados. Además, afecta a todo el antebrazo y también se muestra porque notas que te falta fuerza al agarrar las cosas con el brazo dañado.

Cómo prevenir el codo de tenista

Como te decíamos, no solo los tenistas padecen esta afección. Cualquier persona que tenga un trabajo manual que exija movimientos repetitivos o violentos puede sufrirla. También pueden propiciarla algunos factores de riesgo, como tener entre 40 y 60 años o presentar una rigidez previa en el codo que dificulta la extensión de sus tendones.

Codo de tenista

Para evitar esta lesión, lo primero que debes hacer es calentar previamente la zona del codo mediante movimientos de este y de la muñeca. También es aconsejable que te des un masaje por toda la musculatura del antebrazo.

Asimismo, después de realizar la actividad con los brazos, ya sea jugar al tenis o hacer cualquier esfuerzo repetitivo con las extremidades superiores, haz estiramientos de los músculos de esa zona. Finalmente, si notas alguna molestia en la zona del codo cuando termines tu trabajo, aplica hielo en ella para menguar la inflamación miotendinosa que se ha producido.

En conclusión, el codo de tenista es una dolencia muy molesta que afecta al antebrazo. Pero, siguiendo las pautas que te hemos dado, puedes evitarla. ¿Te ha resultado válida nuestra información?

Sin comentarios

Añadir un comentario