Beneficios de los estiramientos después de entrenar

Un estiramiento es un alargamiento del músculo con el objetivo de ampliar el rango de movimiento que sus articulaciones pueden desarrollar. Es fundamental realizarlos después de practicar deporte y muy importante hacerlos correctamente.

Beneficios de estirar correctamente

Estirando de forma correcta conseguiremos prevenir lesiones y riesgos innecesarios para nuestra salud. Hay diferentes opiniones y teorías de profesionales de la materia sobre cuándo y cómo se deben hacer, pero sus beneficios son indudables. Entre ellos, podemos destacar: 

  1. Previene el endurecimiento muscular que se produce después del entrenamiento, disminuyendo así la tensión muscular, y con ello, la probabilidad de lesiones y el dolor postural.
  2. Mejora el rendimiento a largo plazo, ya que facilita un mejor movimiento y coordinación de los músculos de nuestro cuerpo.
  3. Reduce el ácido láctico de los músculos, una sustancia que aumenta cuando realizamos ejercicios intensos y que es recomendable disminuir antes de descansar. Lo suelen hacer los ciclistas profesionales usando los famosos rodillos, no obstante, también es recomendable en cualquier otro deporte. Por esta razón, siempre se recomienda seguir andando y realizar estiramientos después de hacer algún entrenamiento intenso antes de parar por completo.
  4. Ayuda a relajar los músculos y la mentey a combatir el estrés diario.
  5. Mejora la circulación sanguínea. 

Como ya sabes, cuidar nuestra salud no solo se basa en practicar deporte y seguir dietas, los estiramientos después del ejercicio también son necesarios.

 Algunos de los más básicos son, por ejemplo, estirar gemelos (poniendo la punta del pie en el bordillo de una acera), cuádriceps (flexionando la rodilla y cogiendo el empeine del pie) y femorales (poniendo el talón en un lugar alto) cuando salimos a correr. 

Recomienda a tus amigos deportistas seguir estos consejos y coméntanos cuál es tu método de estiramiento.

Añadir un comentario