¿Como seguir comiendo sano en Navidades?

El deporte nos encanta, pero es algo que requiere un esfuerzo. Pero, sin ninguna duda, estar en forma no es algo que se logre de la noche a la mañana. Por este motivo, cuando comienzan las Navidades queremos continuar nuestra rutina de ejercicios y dietas. Queremos cuidar nuestra salud y, por eso, necesitamos saber cómo evitar caer ante las tentaciones que las Navidades nos pondrán delante.

A continuación vamos a ver algunos consejos que pueden ayudar a seguir comiendo sano en Navidades y no tener que renunciar a los beneficios que aporta a nuestra salud llevar una rutina deentrenamiento.

Cómo seguir comiendo en Navidad sin trastocar nuestra salud

Veamos qué consejos podemos seguir para comer de forma saludable en Navidad.

Compartir

Lo más importante de estas fechas es compartir momentos con los seres queridos. Hemos tomado la costumbre de unir estos momentos con la comida, pero no es necesario hacerlo siempre así. Compartamos con nuestros familiares y amigos sin que cada una de estas reuniones se convierta en una comilona desmedida.

Continuar las mismas dietas

Sin duda, la época de Navidad es una de las más deliciosas. Aparecen en el supermercado todo tipo de dulces y es muy difícil controlarse. Sin embargo, podemos comer estos dulces siempre y cuando mantengamos nuestros hábitos alimenticios.

Si seguimos comiendo alimentos sanos y reales y no dejamos vía libre a las golosinas, será mucho más fácil que las Navidades no acarreen grandes consecuencias en nuestra forma física.

Controlar la saciedad

Si medimos la saciedad con un número entre el 0 y el 10, donde 0 es tener mucha hambre y 10 estar lleno, en Navidad sobrepasamos muchas veces ese 10. Por eso debemos controlar nuestra saciedad.

Para entenderlo fácilmente, comer menos en estas fechas significa quedarnos en un nivel 6 de saciedad.

Cuidado con los picoteos

Cuando nos sentamos a comer con la familia o los amigos es normal que se sirvan en el centro de la mesa diferentes aperitivos. En caso de que las circunstancias nos lo permitan, siempre resulta más aconsejable servirnos en un plato lo que vayamos a comer. De esta forma seremos conscientes de cuánta comida vamos a ingerir. De lo contrario, podemos empezar a comer y hablar y, sin darnos cuenta, ingerir mucho más de lo que queríamos.

Escuchar al cuerpo

Lo más importante cuando hablamos de dietas o de salud es escuchar al cuerpo. Del mismo modo que en el gimnasio dejamos de hacer un ejercicio cuando notamos que nos hemos hecho daño, debemos dejar de comer cuando el cuerpo nos lo pida.

En ocasiones, debido a la gran cantidad de comidas apetitosas que se ofrecen en estas fiestas, nos forzamos a comer algo que nuestro organismo no pide. Si nuestro cuerpo da señales de que rechaza esa comida, lo mejor es que no la tomemos antes de sufrir una indigestión.

Seguir pautas de entrenamiento

Aunque no se trata de una forma de comer sano en Navidad, la realidad es que tiene gran influencia. Hacer deporte durante las Navidades nos asegurará que, si hemos cometido más pecados gastronómicos de la cuenta, estos no tendrán una gran importancia en el resultado final.

Es muy importante tener en cuenta que cuando hacemos ejercicio necesitamos determinados nutrientes en mayores cantidades. Por eso, el tipo de alimentación que llevemos es muy importante.

El deporte puede ayudarnos a sentirnos muy bien siempre que nuestro organismo disponga de la energía y los nutrientes necesarios. Esto es algo que debemos tener muy presente en todo momento durante las próximas Navidades. ¿Se te ocurren otras formas de evitar caer ante la tentación de comer de más en Navidad? Deja tus comentarios. adelgazar en navidad

Sin comentarios

Añadir un comentario