material de natacion

5 consejos para elegir bien tu material de natacion

Si ya estás familiarizado con el mundo acuático, habrás notado la cantidad de material de natacion que existe. En este artículo vamos a centrarnos en los materiales para la mejora o perfeccionamiento de los diferentes estilos de natación.

Tipos de equipamiento de natación

Básicamente, hay dos tipos de equipamiento; por un lado, tenemos los facilitadores y, por otro, los lastrantes. Es decir, material que nos ayuda a flotar o a impulsarnos en el agua y material que dificulta o reduce nuestro deslizamiento por la piscina. El material de lastre está indicado para fortalecer ciertos músculos o mejorar movimientos específicos:

  • Materiales de flotación: Tablas, pull buoys, cinturón flotador, barras de flotación o "churros".
  • Materiales lastrantes: Palas, manoplas, aletas y gomas elásticas.

Cinco consejos que te ayudarán a elegir bien tu material

En primer lugar, debes tener en cuenta tu nivel técnico. Dependiendo de la experiencia y de cómo te desenvuelvas en el agua, necesitarás un tipo u otro. Si aún no dominas los cuatro estilos y estás aprendiendo la técnica básica, te recomendamos que utilices material de flotación. Al principio, funcionan muy bien los cinturones de flotación y las tablas. El pull buoy es más recomendable si tienes nivel intermedio y controlas la técnica de los brazos. Los lastres son solo para expertos.

                                         

 Para cada estilo necesitarás utilizar un tipo concreto de equipamiento de natacion. Las aletas son recomendables para practicar pies de crol, pies de espalda y pies de mariposa, no debes usarlas para la braza. Las tablas son ideales para mejorar el crol y espalda. Y el pull buoy va muy bien para afianzar la técnica de braza.

 Para el entrenamiento del tren superior es recomendable emplear palas, para nivel avanzado, y tabla o pull bouy, para niveles iniciales e intermedios. Para el trabajo de piernas son óptimas las aletas.

 Debes tener en cuenta tu estado físico. El material de lastre no es recomendable si tienes alguna lesión. Si tienes los hombros, espada o cuello lesionado no debes usar palas. Si tienes algún músculo de las piernas contracturado, no son recomendables las aletas. En cambio, el material de flotación siempre te ayudará a recuperarte de las lesiones.

 Por último y sin olvidar todo lo anterior, te aconsejamos que, si realizas una práctica lúdica, pruebes con diferentes materiales, en distintas posiciones y para distintos ejercicios. También puedes hacer uso del material recreativo.

               

Si, por el contrario, tu objetivo es competitivo o quieres aprender una técnica exhaustiva, comienza con materiales de flotación, que ayuden a mantener tu centro de flotación y te faciliten el movimiento de brazos y piernas. Cuando domines la técnica incluye materiales de natacion lastrantes que fortalezcan tus músculos y te preparen físicamente.

Y tú, ¿qué material de natación sueles utilizar en tu práctica? ¡Cuéntanos!

Sin comentarios

Añadir un comentario