Aumentar metabolismo consejos

7 recomendaciones para la aceleración del metabolismo mediante el ejercicio

El deporte no es la única solución, aunque sí resulta muy importante  para propiciar una aceleración del metabolismo beneficiosa para nuestro estado físico. Tengamos en cuenta que el metabolismo es el mecanismo de nuestro organismo que nos permite quemar las calorías que vamos ingiriendo a lo largo del día. Unas calorías que no dejan de ser una especie de combustible necesario para poder llevar a cabo nuestras actividades habituales en condiciones óptimas.

Por lo tanto, se trata de un proceso fundamental para que el balance entre lo que tomamos y lo que nuestro cuerpo elimina sea equilibrado. De este proceso de reacciones químicas dependerá, por ejemplo, que adelgacemos, engordemos o mantengamos nuestro peso. 

7 consejos para que nuestro metabolismo sea más rápido y mejore nuestra salud

A continuación, detallamos 7 pautas básicas para que aumente la fluidez del metabolismo. 

1. Dormir correctamente

Si respetamos las horas de sueño oportunas, regularemos de manera idónea la producción de hormonas como la leptina y el cortisol. De hecho, cuando no lo hacemos, bajan los niveles de la primera de ellas, que es la que contribuye a disminuir la sensación de apetito, y suben los de la segunda. 

2. Rebajemos los carbohidratos simples en las dietas

Hay alimentos, como los dulces, el pan y las galletas, que contienen los llamados carbohidratos simples. Sus niveles de minerales, vitaminas y fibras son similares a los de los integrales (vegetales y frutas y granos enteros), pero producen modificaciones relevantes en los niveles sanguíneos de azúcar. Las fibras de los segundos contribuyen a una digestión mejor.

3. No saltarnos comidas

Cuando no realizamos alguna de las comidas habituales, nuestro organismo va a intentar conservar en mayor medida su energía. Esto supone una ralentización del metabolismo. Por otra parte, las siguientes comidas implicarán un intento de compensación de las calorías antes escatimadas. Por el contrario, hacer todas las comidas oportunas conlleva un mantenimiento de las proporciones de insulina y una rebaja de la sensación de apetito. 

4. Reduzcamos el estrés

Estar agobiado puede hacer que, por búsqueda de compensaciones, comamos más entre horas. Hormonas como el cortisol se reproducen en este contexto.

5. No tomemos alimentos procesados

Estos llevan una grandes cantidades de azúcar, lo que va a suponer desequilibrios en la producción de la enzima que contribuye a quemar grasas, la lipasa. La sal, las hormonas y los añadidos químicos que contienen también dificultan la eliminación de grasas.

6. Disminuyamos el consumo de grasas

Los alimentos que contienen grasas (sobre todo, las saturadas) son difíciles de digerir

7. La importancia del entrenamiento 

Por último, la realización de ejercicio físico propiciará que se produzcan movimientos corporales, como los de los intestinos, que implican que el metabolismo funcione de una manera más dinámica. Por ejemplo, los movimientos que realizamos en ejercicios como el pilates y el yoga son fundamentales para fomentar un metabolismo eficiente. 

En definitiva, hacer deporte es, junto a llevar una dieta equilibrada (con presencia de todos los nutrientes en unas proporciones compensadas), clave para un metabolismo propio de un proyecto de vida saludable. 

rutina consejos metabolismo

Añadir un comentario