Mujer en el gimnasio

Entrenamiento de fuerza para mujeres. Mitos y realidades

El entrenamiento de fuerza para mujeres siempre ha provocado muchas opiniones encontradas. En este artículo vamos a contarte los mitos que no son realidades. A continuación, puedes encontrar todas las falsas leyendas que se comentan sobre este tema.

Más o menos pectoral

Mucha gente piensa que, cuando una mujer hace rutinas de fuerza, puede aumentar o disminuir su pecho. Has de tener en cuenta que las glándulas mamarias son las que hacen que el pecho tenga forma y las que definen su tamaño. Si se entrenan, lo que hacemos es colocarlas más en su sitio, pero no cambiar su tamaño.

Las mujeres que entrenan con pesas parecen hombres

Es una frase que se utiliza demasiado y que no puede estar más equivocada. Tonificar los músculos no provoca que ninguna mujer se parezca a un hombre. Este es uno de los mitos que debes desterrar, ya que, por norma general, las mujeres que tienen un cuerpo demasiado masculino han recurrido a sustancias para complementar su rutina.

Con las pesas no se adelgaza

Seguro que lo has escuchado alguna vez. Entrenar con pesas significa aumentar la masa muscular, con esto se consigue que el metabolismo vaya más rápido y, por consiguiente, que la grasa se queme mucho mejor.

Hombre y mujer haciendo sentadillas

Las mujeres solo con cargas ligeras

Hay personas que afirman que una mujer no debería emplear grandes pesos en sus ejercicios. Por supuesto, para entrenar así hay que ir poco a poco y empezar con menos peso, pero aumentar la carga es algo que hacen muchas personas y no depende para nada del género.

Como puedes ver, el entrenamiento de fuerza es adecuado tanto para mujeres como para hombres. Sin embargo, hay mucha gente que se dedica a decir cosas que son totalmente falsas. Si conoces algún mito más sobre este tema, te invitamos a que comentes.

Sin comentarios

Añadir un comentario