¿Gimnasio a tope? 5 consejos para adaptar tu entrenamiento

Cada vez que hacemos deporte, necesitamos un espacio donde actuar, y esto es algo que trae de cabeza a muchas personas en los gimnasios, donde a veces el entrenamiento se convierte en algo tedioso en base a la cantidad de personas que hay para entrenar al mismo tiempo. Por ello, en este post daremos unos consejos para entrenar en el gimnasio cuando haya mucha gente, aunque a esto hay que sumarle dietas equilibradas para que, en conjunto, la salud sea la principal beneficiada.

Cómo tener una rutina de entrenamiento cuando el gimnasio está a tope

1. Encontrar un compañero de entrenamiento.

Esta situación sería la definición perfecta de cómo entrenar en un gimnasio: con alguien que se haya puesto los mismos objetivos que nosotros, fijando un calendario paralelo para que ambos vayamos cogiendo la forma a la vez. De este modo, esta acción no solo nos permitirá tener una mayor motivación y apoyo, sino que ambos estaremos actuando como espejo del otro y como guardias de las máquinas en el gimnasio para así no perder tanto tiempo.

2. Realizar ejercicios con un equipamiento común.

Si hemos optado por estar en las series, debemos buscar un equipo que se complemente entre sí. Es decir, si estamos haciendo pecho y espalda, lo ideal sería buscar un banco ajustable y dos mancuernas para compatibilizar dichos ejercicios. Igualmente, es conveniente que hagamos ejercicio de presión con mancuernas con una inclinación o elevación lateral del tronco inclinado con las mismas pesas. Otra técnica sería realizar presión en un banco plano y series con remo con barra en el mismo espacio. De hecho, con esta técnica también estaríamos entrenando los brazos.

3. Traer la botella de agua de casa.

Esta situación parece ridícula al principio, pero es algo que muchas personas después acaban realizando, porque por la simple acción de ir a beber agua, con el gimnasio abarrotado, lo más normal es que el banco donde estábamos ejercitándonos lo haya cogido otra persona. Esta es la solución más sencilla y factible, teniendo nuestra botella de agua llena y rellenándola en los momentos de cambio de actividad, pero sin arriesgarnos a que nos quiten la máquina donde estamos entrenando.

4. Entrenar con el peso de nuestro propio cuerpo.

Esto es algo popular, pero también muy eficaz, siendo una manera también factible de eludir el estrés de un gimnasio lleno de gente. De este modo, si no hay sitio para nada, podemos hacer flexiones, abdominales, dominadas o sentadillas con nuestro propio cuerpo. Incluso esto nos puede servir también para cambiar con nuestra rutina e incorporar algo de diversión a nuestras sesiones.

5. Horario reserva.

Hay horas punta en los gimnasios, pues si podemos evitar dichas horas, será mejor para encontrar máquinas libres. Debemos fijarnos en las tendencias de los usuarios y hacer justo lo contrario, tanto con el horario como con las máquinas.

ejercicios que hacer con el gimnasio a tope

En definitiva, hacer deporte en los gimnasios está de moda, pero ese entrenamiento lo podemos adaptar a nuestras necesidades para así no agobiarnos con tanta gente. Con estos consejos, ¿qué harías ahora en un gimnasio? 

Sin comentarios

Añadir un comentario