Ponte en forma tras la semana santa

Ya ha pasado la semana santa y seguro que nos hemos dejado un poco más de lo que deberíamos. No hemos hecho bien nuestras rutinas y ya es hora de volver al redil. Realizar de forma correcta nuestro entrenamiento, volver a una dieta saludable y ponernos a tope para conseguir nuestros objetivos. Tranquilo, solo necesitas seguir estos consejos que te hemos preparado.

Deporte tras la Semana Santa

Si hemos procurado controlarnos durante estas fechas y hemos realizado el entrenamiento que os aconsejamos en esta entrada, u otro similar, estos 4 o 5 días festivos no generarán trastornos irreparables en nuestro peso, en nuestra salud y estado físico.

En cualquier caso, lo mejor es activarnos, para compensarlos, cuanto antes. El riesgo es que ese sobrepeso adicional se consolide en nuestro organismo: es más fácil erradicarlo si nos ponemos a ello de inmediato.

Ahora bien, una cosa no quita la otra: debemos actuar con sensatez, sentido común y paciencia. Las ansias nunca son buenas aliadas y, en materia de alimentación, dietas y salud, tampoco. Si tras estas fechas dejamos de comer de manera exagerada, produciremos el efecto contrario al que buscamos: nuestro metabolismo no quemará los excesos ingeridos y, tras la abstinencia alimentaria, seguramente generaremos un peligroso efecto rebote.

Consejos para perder peso tras la Semana Santa

  • Seguir una dieta saludable. Comer alimentos sanos, como la verdura, la fruta, la carne a la plancha o el pescado, y olvidarnos de los productos calóricos, como los dulces, el alcohol y las grasas excesivas. Deberemos meditar, calcular y organizar nuestra ingesta de calorías y, en lo posible, comer como los ancianos: ligero, pronto y con productos de temporada.
  • Realizar un plan de entrenamiento personalizado. Debemos movernos más que antes para quemar las calorías que nos sobran. La asistencia de un monitor o un entrenador personal nos ayudará a mejorar la eficacia del deporte realizado. Eso sí, debemos ser constantes y no perder ningún día de ejercitación.
  • Correr, andar y nadar. Apuntarnos a estas actividades dos o tres días por semana es una excelente decisión. Debemos convertirlas en una realidad constante en nuestra agenda.
  • Saltar a la comba. Es una de las tendencias de fitness más emergentes. Y lo podemos hacer en casa, con tranquilidad. Así que ya no hay excusas para no mejorar nuestra forma física en poco tiempo.

Como vemos, comer sano y hacer deporte es la clave para recuperar nuestra salud y peso tras la Semana Santa.

Sin comentarios

Añadir un comentario