isquios dolor

¿Sientes en los isquios dolor?

Sufrir en los isquios dolor o tener alguna lesión es muy común si realizas algún tipo de deporte donde se practique la carrera o el salto o en el que se tenga que ejecutar salidas o detenciones explosivas. Por ejemplo, el fútbol, atletismo, baloncesto o tenis, aunque también es recurrente en bailarines. Cabe destacar que los dolores de isquios suelen ser más comunes en hombres que en mujeres, ya que estos tienen menos flexibilidad.

Los isquiotibiales

Llamados de forma abreviada isquios, son algunos de los músculos más importantes de nuestro de cuerpo. Aquí vamos a comentar de un modo más detallado qué son y qué función tienen estos músculos.

Los isquiotibiales son un grupo muscular que se encuentra en la parte posterior de la pierna. Concretamente, este grupo está compuesto de tres músculos largos, que van desde la pelvis hasta la tibia: el bíceps femoral , el semitendinoso y el semimembranoso. La función de este conjunto de músculos es doble, pues por un lado se encargan de la extensión y estabilización de la cadera y, por el otro, de la flexión de la rodilla.

Ahora que ya comprendes mejor la importancia de estos músculos, pasemos a ver las posibles dolencias que podemos tener:

- Sobrecargas o contracturas: Algo muy normal cuando practicamos deporte habitualmente es que se nos sobrecargue o contracture el isquiotibial. Esto es debido a un exceso de carga o sobreesfuerzo en una época concreta. Normalmente, este tipo de dolores no es muy agudo y suele ser gradual. Estas lesiones no deben preocuparnos, ya que con el descanso adecuado, estiramientos moderados y calor en la zona, el dolor se irá pasando.

- Desgarro o pequeñas roturas: Las distensiones o roturas ocurren cuando hay sobrestiramiento. Estas pueden ser leves (y con descanso, antiinflamatorios y frío será suficiente), o algo más graves (en cuyo caso, puede requerir una operación). Pero en deportistas bien preparados no es algo demasiado habitual. Este tipo de lesión se reconoce de forma inmediata, ya que producirá un dolor agudo, como si fuera un "tirón" muy intenso, y probablemente no puedas seguir practicando el ejercicio.

- Acortamiento del isquiotibial: Se trata de un síndrome que padecen algunas personas. No se sabe la razón exacta que lo causa, podría ser genética o derivada de otros problemas musculares. Provoca una disminución progresiva de la elasticidad de los músculos isquiotibiales, reduciendo y dificultando la movilidad. Este acortamiento puede causar también problemas posturales y de espalda. Para mejorarlo, se sugiere ganar flexibilidad, siendo beneficiosa la bioestimulación mediante láser.

Para prevenir cualquier tipo de lesión o dolor, es importante que practiques ciertos ejercicios isquios. Primordialmente, debes ganar flexibilidad de manera progresiva y nunca en frío. Ganar elasticidad muscular es algo muy gradual, por lo que debes ser constante y parar si hay dolor.

Y tú, ¿ sufres en los isquios dolor con mucha frecuencia? ¡Te leemos!

Sin comentarios

Añadir un comentario