Lumbalgia y entrenamiento

Lesiones derivadas del entrenamiento. Lumbalgia

La lumbalgia es una de las lesiones más comunes que se producen cuando realizamos una práctica deportiva, y es algo que va a peor con el paso de los años. Por ello, es importante prevenir esta lesión y parar cuando sea necesario, ya que de lo contrario podríamos agravar más el dolor y la recuperación sería mucho más lenta.

Causas de la lumbalgia en el deporte

La lumbalgia es una de las lesiones derivadas del entrenamiento que se producen con mayor facilidad debido a que la espalda tiene que soportar movimientos bruscos que, con el tiempo, llevan a un debilitamiento de la zona lumbar. Aquí es cuando aparecen los primeros síntomas de esta distensión muscular.

Otra de las causas puede ser una sobrecarga de la zona afectada e incluso un fuerte golpe que no se haya curado del todo. Por tanto, cuando entrenes debes tener en cuenta estos aspectos y tratar de evitar estos golpes y, si los sufres, parar ante una posible lesión. Del mismo modo, cuando llevas un tiempo con pequeñas dolencias en esta zona también deberías parar y recuperar bien para poder entrenar mejor una vez que el dolor haya desaparecido.

Cómo prevenir esta dolencia en la práctica deportiva

Es cierto que no hay un método concreto de prevención de esta dolencia en relación con el deporte, ya que, normalmente, si hacemos un mismo deporte y nos molesta en esa zona, lo va a seguir haciendo siempre que sigamos con la misma práctica deportiva. Por ello, una buena forma de prevenirlo sería usar protección en la espalda o bien parar unos días o semanas si el dolor es muy pronunciado.

En resumen, la lumbalgia es un dolor que puede ir a más fácilmente, por lo que si tienes dolores en la espalda deberías seguir estas indicaciones para que la lesión no vaya a peor. Esperamos que nos dejes tus impresiones.

Lumbalgia en el entrenamiento

Sin comentarios

Añadir un comentario