imagen previa de porque comer cada 3 horas

¿Por qué debemos comer cada 3 horas?

Seguramente hayáis escuchado en múltiples ocasiones que debemos comer cada 3 horas, ya sea para ganar masa muscular o para perder peso. Lo cierto es que, comer varias veces al día tiene varios beneficios para el metabolismo. Vamos a responder hoy a otra de las preguntas que más controversia puede llegar a generar.

¿Por qué es tan necesario comer en intervalos de tiempo?

Cuando haces tres comidas grandes, el cuerpo segrega más insulina durante estas comidas, en comparación a cuando la comida es pequeña y la protagonista es la proteína. Comer regularmente también ayuda a nuestro hígado y nuestros músculos a reservar de manera más eficiente el glucógeno. Esto nos ayuda a prevenir que el cuerpo utilice el músculo como fuente de energía, lo que, a su vez, nos ayuda a recuperarnos más rápido del entrenamiento que hayamos realizado.

imagen de porque comer cada 3 horas

Cuando comemos varias veces al día conservamos una mayor cantidad de nutrientes, por lo que están en un nivel óptimo. Esto te permite mantener los niveles de energía elevados y podemos entrenar con intensidad aún cuando estamos en un plan de pérdida de grasa. Al mismo tiempo, el cuerpo puede procesar de manera más eficiente los macro nutrientes, la grasa puede moverse por el sistema más rápido. También, menos grasa será absorbida y la que permanezca será utilizada para realizar ciertas actividades internas de nuestro cuerpo.

Una de las mayores ventajas que presenta comer varias veces al día es que acelera el metabolismo. ¿Y esto por qué es? Hacer la digestión genera un gasto energético en el cuerpo, ¡quema calorías! A esto le llamamos efecto térmico de los alimentos, por eso, es importante siempre incluir proteína, porque el cuerpo quema un 30 % de sus calorías en la digestión.

Y por último, al comer cada tres horas estamos controlando el apetito y disminuyendo la ansiedad. El apetito incrementa cuando los niveles de glucosa en sangre disminuyen. esto ocurre cuando pasas más de 3 horas sin comer. Así que en lugar de consumir las calorías que necesites en tu dieta, divídelas en comidas más pequeñas y hazlas cada 2-3 horas.

Como veis, comer cada 3 horas presenta una gran cantidad de beneficios, tanto para nuestro rendimiento físico como para nuestro metabolismo. Así que prepara los tupper y prepárate a llevar tus comidas a todos los lugares a los que te vayas a desplazar.

¿Por qué no comer cada 3 horas?

En el mundo de la nutrición y el deporte se cruzan habitualmente distintas teorías que intentan ofrecer soluciones sencillas y prácticas. Las dietas son uno de los mejores ejemplos, aunque haya división de opiniones especializadas. Muchos expertos aconsejan actualmente, por ejemplo, no comer cada 3 horas, sino espaciar más las comidas. Esta técnica consistía en hacer pequeñas comidas durante todo el día. De este modo, no se pasa hambre, pero tampoco se ingieren alimentos grasos o poco saludables.

Sin embargo, no toda la comunidad de nutricionistas apoya esta idea, ya que muchos creen en teorías que se basan más en las 3 comidas diarias. Al margen de la técnica utilizada, te exponemos en este post algunas de las desventajas de la comida constante.

Las desventajas de comer cada 3 horas

Comer cada 3 horas puede ser fácil de realizar e incluso cómodo cuando estamos en casa. Sin embargo, es más complicado cumplir esta premisa cuando trabajamos o estamos de viaje. El efecto puede ser muy directo en nuestro estado de ánimo y de fortaleza. En las dietas tradicionales, los nutrientes se reparten entre 3 y 5 comidas, más o menos. Empleando una media hora en cada una de ellas, la persona está lista para afrontar todos los retos físicos del día.

Sin embargo, la técnica de las 3 horas requiere de una implicación extra. Esta significaría que si no puedes llegar a una comida, faltarán otras 3 horas para la siguiente. El descenso en aporte calórico y energético es notable. No solo hablamos de un sistema difícil de compaginar, sino con riesgo de provocar un bajón en la vitalidad.

También es importante señalar que esta amplia dieta diaria requiere de una mayor inversión en alimentos sanos y mayor dedicación a la cocina. De lo contrario, puedes acabar sustituyendo los pequeños tentempiés sanos por s nacks de baja calidad nutricional. Paradójicamente, puedes encontrarte ante un aumento de peso por este motivo.

Por otro lado, encontramos a personas que buscan mejorar su físico y sumar músculo a su constitución. Esto puede verse ralentizado por una dieta de pequeños aperitivos que no terminen de sumar el volumen calórico que requieren este tipo de deportistas. Es posible que estas comidas frecuentes no terminen de suplir la necesidad de energía para afrontar entrenamientos exigentes y acaben perdiendo incluso peso.

Comer de forma más espaciada, una decisión positiva

Muchos recomiendan comer de forma espaciada en el tiempo y no comer cada 3 horas. La idea es que esto nos permite hacer comidas más específicas y ricas en nutrientes. Al final del día, menos es más y es posible encontrar personas que consiguen sus objetivos dietéticos y deportivos con menos comida.

Ahora ya sabes por qué muchos especialistas prefieren no comer cada 3 horas. ¿Tú que piensas?

Sin comentarios

Añadir un comentario