prueba de esfuerzo

La importancia de la prueba de esfuerzo en deportistas

A la hora de hacer ejercicio de forma regular, es bueno realizarse una prueba de esfuerzo .

¿Qué es la prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo o ergometría es un examen de resistencia física que se lleva a cabo por medio de diversos ejercicios que ayudan a valorar el pronóstico de una enfermedad cardíaca sospechosa o ya diagnosticada.

Con ella se pueden detectar enfermedades como angina de pecho o una afección coronaria en pacientes que sufren cierto dolor torácico y, de esta forma, comprobar la respuesta del corazón al esfuerzo físico. Se valora mediante un electrocardiograma y teniendo en cuenta otros elementos.

Según la Fundación Española de la Salud (FES), el motivo esencial de esta prueba es demostrar la existencia de patologías que no tienen síntomas en un principio cuando el paciente está en reposo. Sin embargo, pasan a ser sintomáticas cuando se realiza algún ejercicio físico.

Si un paciente tiene una enfermedad coronaria, las arterias que están obstruidas no se notan si está en descanso, pero al realizar un esfuerzo físico, la cantidad de sangre bombeada es mayor y delata un riego insuficiente. Aquí se descubren entonces enfermedades como anginas de pecho, que demuestran alteraciones en el electrocardiograma.

Esta prueba no solo da un diagnóstico, sino también da el pronóstico de una enfermedad que padece el paciente y cómo va funcionando el tratamiento que está tomando.

El porqué de esta prueba

Las razones por las que se realiza este tipo de examen son:

  • Comprobar la respuesta del corazón si se sufre algún daño diagnosticado, efectos de fármacos o dispositivos como marcapasos implantados para corregir el trastorno.
  • Saber la frecuencia cardíaca y si el corazón late de manera regular.
  • Si el paciente tiene un dolor torácico o palpitaciones, problemas de salud en el pasado o tiene antecedentes cardíacos en familiares.

Hasta que no se detecte algún fallo o problema en el corazón, no es necesario hacer este tipo de pruebas diagnósticas.

prueba de esfuerzo

Cómo se lleva a cabo

La Fundación Española del Corazón recomienda realizar estas pautas:

  • Se incrementa el nivel de esfuerzo físico cada 3 minutos de forma automática para que el corazón se vaya acelerando.
  • Durante ese intervalo de tiempo, controlar la presión arterial.
  • Cuando el paciente no soporte el esfuerzo, comunicarlo al especialista y pasará a recuperación.
  • Es esencial que el paciente haga el máximo esfuerzo posible para que los resultados sean fiables.
  • Una prueba total de 60 minutos de duración.

Mediante esta monitorización continua y las mediciones regulares en la presión arterial, el médico podrá determinar el progreso del paciente en todo momento y la respuesta cardíaca durante la prueba de esfuerzo.

En Wellandgo te damos los mejores consejos sobre deportes, formación física, dietética y salud para que te mantengas en forma de manera natural. ¿Y tú, cómo te cuidas?

Sin comentarios

Añadir un comentario