síndrome del piramidal

El síndrome del piramidal o falsa ciática

Muchas personas tienen dolores que a menudo se asocian erróneamente con la ciática. Se trata de aquellos que padecen el llamado síndrome del piramidal. Es un conjunto de dolencias que se producen en la espalda, en un lugar que a veces no son capaces los propios pacientes de identificar. La conclusión es que suelen padecer dolor en parte del glúteo y el fémur, teniendo las consecuentes limitaciones de movilidad que se presuponen.

¿Qué es el síndrome del piramidal?

Se denomina síndrome piramidal a la neuropatía que ocurre en el nervio ciático debido a la hipertrofia o contracción del músculo. Esto se produce en la zona concreta de la pelvis en la que se ubica el músculo piramidal, junto al músculo gémino superior. Esta patología está presente habitualmente más en mujeres que en hombres, teniendo además mayor incidencia en personas mayores, de 40 o 50 años habitualmente.

El músculo en el que se origina el problema está en el hueso sacro, entre las vértebras S2 y S4. Efectivamente, el músculo contiene ligadura a través de tendones con el fémur y la escotadura ciática. En cuanto a sus funciones, es un músculo que otorga estabilidad a la hora de caminar, favoreciendo entre otras cuestiones el acto de la movilidad. Puede parecer algo muy básico, pero es precisamente lo primero que se ve dañado cuando la patología actúa.

Las personas tienen dificultades para caminar y para hacer gestos que habitualmente se hacen con comodidad. Más adelante se verán este y otros síntomas.

¿Por qué se le conoce también como falsa ciática?

Como hemos comentado, este músculo está relacionado con la zona ciática. Habitualmente se vinculan estos dolores a nivel nervioso y muscular con la ciática. Se trata de un nervio que recorre zonas de la pierna que son esenciales para los movimientos más básicos. Las personas suelen pensar que tienen una ciática por el simple hecho de que las limitaciones al movimiento son similares a las que experimentan las personas con esta dolorosa patología. Al menos, son similares a nivel visual, ya que se trata de dos patologías muy diferentes en origen y consecuencias.

síndrome del piramidal

¿Qué síntomas tiene?

Las personas que padecen el síndrome del piramidal necesitan cambiar de postura de vez en cuando, mientras están sentadas, para paliar el dolor. Además, el dolor aumenta cuando pasan un tiempo sentados o de pie y cambian de postura bruscamente o tienen que cargar peso. Una posición que les parece especialmente incómoda es cruzar las piernas.

Como ves, se trata de una patología que puede generar incomodidad a las personas en el día a día y en tareas muy comunes. El síndrome del piramidal afecta también a personas jóvenes que se salen del perfil habitual. Coméntanos si has sufrido esta dolencia en alguna ocasión y qué remedios te han funcionado.

Sin comentarios

Añadir un comentario