Metodo kinobody para entrenar

¿Funciona verdaderamente el método de entrenamiento Kinobody?

El deporte y la vida saludable están en alza. Existe una tendencia generalizada hacia el cuidado del cuerpo, maximizando la clásica cita latina 'mens sana in corpore sano'. En ese sentido, el fitness y el control de la alimentación se tornan como algo fundamental en el discurrir diario de la mayoría de las personas.

Los métodos deportivos que otorgan las claves para lograr el cuerpo perfecto proliferan, y aunque muchos de ellos están avalados por estudios científicos de licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y en Nutrición y Dietética, otros no son más que inventos milagrosos que prometen la perfección corporal sin esfuerzo. En el caso que nos ocupa hablaremos sobre el controvertido método Kinobody.   

Origen del método Kinobody

​El canadiense Gregory O´Gallagher fue el impulsor de este método deportivo que ya ha alcanzado fama mundial. Con solo 24 años y un cuerpo escultural, se vale de las herramientas de comunicación que utilizan los jóvenes (Youtube, Instagram, Facebook...) para exponer las virtudes de un plan de entrenamiento que te asegura unos resultados óptimos. Además, este gurú del fitness hace alarde de una vida ostentosa, de lujo y riqueza, gracias a su fenomenal físico.

Un plan de entrenamiento extremo

El método que 'vende' O´Gallagher se basa en un plan de entrenamiento de una gran dureza, con sesiones de gimnasio intensas repartidas en tres días a la semana. En estas sesiones se ejercitan los brazos, las piernas y el abdomen, añadiendo mucha carga de trabajo y una enorme resistencia de peso. El coachcanadiense muestra en sus vídeos algunos ejemplos de las rutinas que lleva a cabo.

La gran importancia de las dietas 

Más allá del tiempo transcurrido en el gimnasio, lo que verdaderamente marca la diferencia en el método Kinobody son las dietas. Lo establecido para unos resultados óptimos es el llamado 'intermittent fasting', que consiste en no consumir nada de comida, salvo un café, desde que una persona se despierta hasta las dos de la tarde. Después de ese parón se podrá almorzar (ingiriendo como máximo 400 calorías) y acabar el día cenando cerca de las ocho de la tarde en un consumo calórico mayor, de unas 1600 calorías.

¿Funciona realmente el método Kinobody?

La pregunta clave que se hace todo el mundo es si realmente el método Kinobody es eficaz para perder peso. Aunque a lo largo y ancho de la red las opiniones son controvertidas (hay casos de éxito y ejemplos de fracaso), lo cierto es que los expertos en deporte y nutrición no lo han avalado. La razón es clara: la ingesta calórica en una sola ocasión comida no afecta de ningún modo a la pérdida de peso y sí puede repercutir negativamente en nuestra salud.

Si te ha gustado el contenido de este post, déjanos tu comentario.

rutina de entrenamiento con el metodo kinobody

Imagen: https://kinobody.com/

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

 he leído y acepto la RGPD