yoga principiantes

¿Buscas clases de yoga para principiantes? Te orientamos

¿Te tienta la idea de apuntarte a un curso de yoga para principiantes? Sea cual sea tu condición física y tu edad, adentrarte en esta disciplina milenaria puede reportarte beneficios que ni siquiera habías imaginado. Quienes se inician en el yoga, suelen hacerlo por motivos tan diversos como mejorar la flexibilidad corporal o reducir el estrés. Si algo caracteriza al practicante primerizo, es un cierto desconcierto ante la enorme diversidad de estilos, prácticas y maestros. Vamos a darte tres consejos para orientarte en la amplia oferta de clases de yoga.

Consejos de yoga para principiantes

  1. Infórmate sobre los diferentes estilos de yoga. Si buscas una práctica relajante, tranquila y suave, lo más recomendable es comenzar con el Hatha yoga. De hecho, este es el estilo más habitual en los cursos de iniciación. Si, por el contrario, deseas algo más dinámico, puedes optar por el Kundalini o el Ashtanga .
  2. Elige un buen profesor. Recuerda que uno de los objetivos del yoga es alcanzar un equilibrio físico, mental y espiritual. No se trata simplemente de repetir posturas. Un profesor experimentado y empático con sus alumnos debe saber transmitir con claridad y profundidad sus conocimientos.
  3. Sé paciente. El yoga no es un deporte de competición, sino un viaje hacia la serenidad, la armonía y el autoconocimiento. Se ha convertido en un estilo de vida para muchas personas que buscan una mejor relación consigo mismos y con el mundo.

¿Cuáles son los beneficios del yoga?

Los diferentes estilos del yoga comparten una serie de rutinas basadas en las posturas corporales o asanas, en el control de la respiración o pranayama y en la meditación. Sus beneficios, demostrados científicamente, son tantos que nos vemos obligados a escoger solo los más claros e inmediatos.

  • Reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Mejora la capacidad pulmonar. Los ejercicios de modulación de la respiración contribuyen a oxigenar todo nuestro organismo.
  • Tonifica los músculos y fortalece las articulaciones.
  • Estimula la flexibilidad.
  • Sirve para combatir el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a conciliar el sueño y a disfrutar de un descanso profundo.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Contribuye a nuestro bienestar físico, emocional, mental y espiritual.

Muchos de estos beneficios del yoga se empiezan a experimentar ya desde las primeras semanas de práctica. Resulta muy ilustrativo recordar que yoga es un término de origen sánscrito que significa unión . Pocas disciplinas unen e integran mejor cuerpo y mente.

Su práctica puede complementarse con cualquier otra actividad física. De hecho, ayuda a mejorar el rendimiento de muchos deportistas. El yoga es tan dúctil que permite incluso elegir el estilo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¿Te animas a empezar tus clases de yoga para principiantes? Si ya practicas el yoga desde hace un tiempo, ¿nos cuentas tu experiencia?

Sin comentarios

Añadir un comentario