hipertrofia problemas

10 razones que explican porque tienes dificultades para hipertrofia

Hay muchos factores que pueden influir a la hora de ganar masa muscular o, como abordamos en este artículo, factores que provocan que nos cueste ganarla. A priori, podríamos decir que el deporte, las dietas y los suplementos son aspectos básicos que debemos revisar, para determinar los motivos por los que no estamos ganando masa muscular.

A continuación, vamos a concretar un poco más.

1. La rutina de entrenamiento quizás no es la ideal para ti

En muchas ocasiones, nos fijamos en rutinas de famosos o deportistas de élite que circulan por Internet, pero esos planes de entrenamiento puede que no sean los más recomendables. Intentar hacer lo mismo que ellos puede provocar problemas de salud, como lesiones indeseables. Esto puede llegar a ser frustrante e impedir alcanzar los objetivos planteados.

2. Dietas: ¿es la adecuada?

Se trata de uno de los factores claves para conseguir masa muscular. Las proteínas producen los aminoácidos que necesitamos para crear y regenerar el tejido muscular que estamos trabajando. En este tipo de dietas, no es necesario ser totalmente estricto, ya que la cantidad de proteínas que ingerimos de forma habitual casi siempre supera la recomendación diaria. Una dieta rica en proteínas debe incluir carnes magras, pescados, lácteos desnatados, huevos, legumbres y frutos secos, entre otros alimentos.

3. El metabolismo es clave

En muchas ocasiones, nos podemos llegar a preguntar por qué no tenemos una tableta bien marcada tipo six pack. Hay que especificar que no es cuestión de hacer mil abdominales diarios, sino que depende, directamente, de las características específicas de nuestro metabolismo. Hay personas que, genéticamente, tienen más facilidad para 'marcar músculo' y esto puede ser debido a dos aspectos básicos: un porcentaje bajo de grasas (entre un 13 y 14 %) y una baja retención de agua entre el músculo y la piel. El metabolismo juega un papel muy importante, aunque una dieta adecuada puede ayudarnos en este aspecto.

4. Todo el deporte se limita a las pesas

Ganar músculo requiere entrenamiento específico, pero siempre debemos acompañarlo de otro tipo de deporte aeróbico, como natación o bicicleta, para quemar grasas y trabajar otros grupos de músculos y aportar musculatura extra y de calidad. A la fuerza le añadimos el movimiento, lo que beneficia otras características, como la agilidad y resistencia.

5. No estar bien hidratado

El agua es el mejor suplemento, amigo de la musculatura y de nuestra salud, ya que mantiene la integridad de las estructuras. Igual que, para aumentar nuestra masa muscular, debemos aumentar la ingestión calórica, también tenemos que aumentar la cantidad de agua, para favorecer la regeneración celular. Si no lo hacemos, estaremos ralentizando los procesos y quitando efectividad al entrenamiento.

6. Salud: no dormir lo suficiente

Puede parecer una tontería, pero no dormir entre 8 y 9 horas diarias puede hacer que nuestro cuerpo no se recupere totalmente, lo que afectará a nuestra salud. Además, debemos tener en cuenta que, durante la noche, se genera la mayor descarga hormonal anabólica (testosterona y hormona del crecimiento); y, por tanto, se produce más tejido muscular. De hecho, algunos expertos recomiendan evitar períodos de estrés, ya que pueden provocar el catabolismo muscular, lo que se traduce en pérdida de tejido muscular para suministrar nutrientes a la sangre. El descanso es más importante de lo que creemos, por lo que debemos respetar los tiempos.

Como podemos ver, hay muchos factores que pueden ser los causantes a la hora de impedir el desarrollo muscular que tanto deseamos. Si bien es cierto que hemos resaltado algunos aspectos, como el tipo de deporte, te invitamos a comentar otros que te parezcan relevantes o que nos cuentes tu experiencia. ¿Te has enfrentado, alguna vez, a un problema similar? ¿Qué hiciste para solucionarlo? Seguro que muchos otros te lo agradecerán. entrenamiento hipertrofia

Añadir un comentario