Ayuno consciente

Ayuno consciente: ¿Cómo realizarlo de forma correcta?

El ayuno consciente es una pauta de alimentación con importantes beneficios para tu salud y tu bienestar emocional. Como hábito alimenticio bien regulado y trabajado, permite regular la glucosa en sangre, mejorar tu sistema metabólico y aumentar la vida de tus células.

¿Qué es este ayuno?

En primer lugar, vamos a explicarte brevemente qué es el ayuno consciente y su principal diferencia respecto al que conocemos ya de forma habitual como ayuno intermitente. Mientras que este último consiste en alternar días en los que se desayuna con otras jornadas en las que se realiza el ayuno, el consciente lleva esta práctica de forma diaria a tu alimentación.

Como proceso dietético natural que ha existido en una multitud de culturas, este ayuno no solo tiene múltiples beneficios materiales para tu cuerpo, sino que, también, permite dar un salto adelante en el aspecto mental y espiritual.

En general, se acepta que un ayuno es realizado cuando no se come desde la salida a la puesta del sol. Pero, para determinados deportistas, este intervalo horario puede resultar demasiado exigente (sobre todo en primavera y verano). En todo caso, la dinámica suele alterarse. El tiempo sin ingesta de alimentos arranca dos horas antes de irte a la cama y continúa unas cuatro horas tras despertarte. Con estas horas, unidas a las ocho recomendables de sueño, se llega a 14 horas sin comer alimentos sólidos.

Ayuno consciente

¿Qué beneficios tiene la ausencia de alimentos?

Con el ayuno, el cuerpo se limpia y el sistema metabólico se vuelve más lento. El ayuno favorece la interconexión con tu yo interior, la relajación física y mental y una mayor fortaleza espiritual.

Además, el ayuno consciente nos permite obtener beneficios inmediatos a nivel físico. Obviamente, uno de los más claros es la pérdida de grasa. Estarás más sano, perderás peso, te sentirás menos hinchado y dejarás de comer por inercia.

Incorporarás un estilo de vida acorde a las necesidades de tu cuerpo y no a los horarios y tipos de comida culturalmente impuestos. Dejarás de ver la comida como un placer hedónico y empezarás a considerarla una porción más de una rutina más elevada. Además, ayunar te permitirá controlar la comida con hábitos que reducen el estrés de estar pensando continuamente en los alimentos. Dejarás de cargar con tuppers y ello hará que aumentes tu productividad en el trabajo, en casa, en eventos sociales o en el gimnasio.

?Aspectos biológicos y saludables

La práctica del ayuno acelera la creación de mitocondrias que son las productoras de la energía en las células. Incrementa la ruta metabólica de la oxidación de ácidos grasos, desencadena la cetosis y mejora la flexibilidad metabólica. Reducirás los niveles de glucosa en sangre (sensacional para combatir la diabetes) y prevendrás la obesidad.

Todos estos y más son los beneficios del ayuno consciente. ¿Y tú? ¿Lo has practicado? ¿Qué opinas?

Sin comentarios

Añadir un comentario