Como hacer ayuno intermitente si entrenas en la noche

Cuando comenzamos a hacer ayuno intermitente nos planteamos muchas cuestiones. Una de ellas es cómo podemos hacerlo si entrenamos en la noche, esta cuestión es al que vamos a resolver hoy. ¡Sigue leyendo!

Cómo hacer ayuno intermitente si entrenamos en la noche

El ayuno para entrenar por la tarde tiene unas características peculiares, de manera que nos convendrá tener mucho cuidado para conseguir el objetivo de rendir mejor. No obstante, en ocasiones puede convertirse en la única alternativa porque en las horas centrales del día o por la mañana resulta muy difícil realizar un entrenamiento por las temperaturas extremas.

Además, un ayuno por la tarde no tiene por qué ser problemático si se ha desayunado bien y se bebe durante todo el día. La idea es rendir al máximo y si administramos bien esta práctica puede resultar incluso beneficiosa para los interesados. No en vano, hemos de recordar que el ayuno es una posibilidad que hay que saber administrar.

Las ventajas para la salud de ayunar para el entrenamiento vespertino

La principal ventaja de ayunar si vamos a entrenar por la tarde es que evitaremos excesos de grasas o empachos que puedan redundar negativamente en nuestro rendimiento. Ahora bien, es importante señalar que el esfuerzo que vamos a realizar no debería ser excesivo ni muy intenso.

Hay que evitar que tengamos una falta de carbohidratos que nos hagan sufrir pájaras. De hecho, uno de los riesgos de estar todo el día sin comer tiene que ver con los desvanecimientos, de manera que convendrá considerar cuál es la actividad física que realizamos y las posibles consecuencias.

Horas de ayuno que hemos de hacer para entrenar por la tarde

En este caso, quizás nos interesará hacer de la necesidad virtud y adaptar las horas de ayuno, que también pueden ser 16. Lo que sucede es que un ayuno durante el día implica que no haremos una comida al mediodía y, culturalmente, consideramos que ese es el principal momento. Por lo tanto, es posible que también tengamos que adaptarnos psicológicamente a esta circunstancia.

Una opción razonable es hacer la comida principal después de entrenar y, posteriormente, comer algo cuando nos levantemos. Esta es una posibilidad para mantenernos en perfectas condiciones y lograr alcanzar los objetivos que nos hayamos marcado previamente. Además, debemos recordar que con la salud no se puede jugar.

¿Que dietas podemos mantener?

Las dietas para hacer ayuno matutino son las indicadas para un deportista, aunque hemos de tener en cuenta que la frecuencia de ingesta de alimentos será distinta para adaptarse a los horarios. Por ejemplo, tendremos que administrar la ingesta de carbohidratos de manera que esta no sea excesiva antes de dormir y podemos ingerir más por la mañana.

El objetivo final es que lo que comamos sea útil para rendir más o para no tener problemas de rendimiento. En consecuencia, hemos de tener presente que el equilibrio se hace más importante si cabe para que no haya consecuencias que, a la larga, resulten negativas para nuestra salud.

si entreno en la tarde como hacer ayuno intermitente

Conclusión

Saber cómo practicar deporte es fundamental, pero también conocer cuál tiene que ser nuestra dieta en estas circunstancias. Con esta información, nos resultará más sencillo conseguir nuestros objetivos y rendir más cuando corramos o hagamos otros esfuerzos.

Sin comentarios

Añadir un comentario