Las mejores bebidas para hidratarse al hacer deporte

El próximo 23 de junio se celebra el Día Nacional de la Hidratación. Con el verano recién estrenado, la ONU quiere recordarnos la importancia de mantenernos hidratados para no sufrir ninguna enfermedad y evitar golpes de calor. Y es que mantenerse hidratado es muy importante para todas las personas, pero especialmente para los deportistas, ya que al realizar ejercicio los deportistas sudan y pierden agua y sales minerales. Por ello, vamos a describir las mejores bebidas para hidratarse .

¿Cuáles son las mejores bebidas para hidratarse?

Un deportista , además de perder agua por la sudoración, elimina sales minerales, que son esenciales para llevar a cabo actividades bioquímicas en nuestras células y poder vivir. Por esta razón, un atleta debe de consumir bebidas que le aporten estas sales.

Por otro lado, estar bien hidratado nos ayudará a que nuestro entrenamiento sea eficiente y podamos conseguir los mejores resultados. Son múltiples las bebidas que podemos consumir para hidratarnos mientras hacemos deporte y algunas de ellas las detallamos a continuación:

  • : su principal ventaja es que la base es agua, por lo que no tiene casi calorías. Además, la teína nos aporta un extra de energía, por lo que aumentará nuestra resistencia y rendimiento.
  • Zumos: los zumos tienen la característica de estar elaborados con productos naturales, sobre todo si los hemos preparado nosotros mismos. Además, los azúcares del zumo son hidratos, por lo que nos darán energía. Podemos elegir frutas que tengan beneficios para el cuerpo, como la cereza, que tiene un carácter antiinflamatorio. O el coco, que tendrá vitamina C y nos ayudará a reponer electrolitos. La remolacha, por su parte, nos aporta óxido nítrico, que dilata los vasos sanguíneos y aporta oxígeno a los músculos. Si mezclamos algunas de estas frutas, conseguiremos tener más beneficios aún.
  • Leche: es una proteína de origen animal, por lo que además de hidratar, nos aportará proteínas y nos ayudará a incrementar el nivel de los músculos. Otros de sus componentes más característicos son el calcio y la vitamina C. Puedes elegir la opción sin lactosa si eres intolerante a esta proteína.
  • Bebida isotónica: quizás sea el tipo de refresco más consumido a lo largo de la historia, ya que es el más conocido. La base es el agua, a la que se le añaden electrolitos. Si realizas ejercicio de manera habitual, debes incorporar esta bebida a tu vida diaria. Las bebidas isotónicas tiene la cantidad adecuada de sales minerales y de glucosa, un carbohidrato de rápida absorción que ayudará a nuestros músculos a recuperarse.
  • Agua natural: debería ser la base para que un deportista se mantenga hidratado, ya que ayuda a la recuperación y no tiene calorías.

A pesar de que no existe ninguna poción mágica que pueda hacer que nuestro nivel deportivo aumente, hay algunas bebidas que tienen efectos positivos a la hora de nuestro entrenamiento. En este post vamos a repasar algunas bebidas que nos ayudan a mejorar en cualquier deporte.

10 bebidas para deportistas

1. Té verde: dietas a otro nivel

Esta bebida permite mejorar la concentración gracias a la cafeína. Además, contiene catequinas. Este compuesto, que está presente de manera natural en el té, favorece el consumo de grasa del organismo, permitiendo una mayor pérdida de peso de manera natural y reduciendo el colesterol.  

2. Zumo de cereza

Esta bebida conviene tomarla durante la semana previa a la competición en la que esperamos participar. Se ha demostrado su función antiinflamatoria, ayudando a reducir los daños musculares sobre todo en carreras de larga distancia o de mucho esfuerzo

3. Agua de coco

Otra bebida totalmente natural, libre de ingredientes artificiales, y que gracias a su composición, rica en hidratos de carbono, electrolitos y vitamina C, también favorecerá la recuperación, ayudando además durante el evento a que se reduzca la posibilidad de aparición de calambres.   

4. Leche

La leche, rica en calcio y vitamina D, te ayudará a fortalecer tus articulaciones. Es importante elegir una variedad desnatada que, además, contenga una mayor cantidad de calcio y, a ser posible, sin lactosa para favorecer una mejor digestión.

bebidas y entrenamiento

5. Bebida isotónica

Las bebidas isotónicas son fundamentales a la hora de evitar la deshidratación. Durante un entrenamiento perdemos sales minerales que el agua por sí sola no contiene, de modo que necesitamos mantener un equilibrio para que nuestros músculos no noten la falta de líquidos. Las bebidas isotónicas contienen la cantidad exacta que el cuerpo necesita a la hora de hacer deporte, de modo que son fundamentales. Además, la mayoría de estas bebidas contienen glucosa, que provee al organismo de hidratos de absorción muy rápida que ayudan a los músculos a funcionar al máximo rendimiento, reduciendo el daño muscular.

6. Zumo de remolacha: dale un extra de salud a tu entrenamiento

Esta bebida mejora la resistencia cardiorrespiratoria. Esto se consigue gracias al óxido nítrico, un compuesto generado por el organismo al metabolizar los compuestos de la remolacha. El óxido nítrico dilata los vasos sanguíneos y es capaz de favorecer la absorción de oxígeno por los músculos.    

7. Café

El café, al igual que el té verde, contiene cafeína. Esta bebida retrasa ligeramente la llegada de la fatiga y aumenta la resistencia. Además, permite aumentar la concentración, siendo ideal en deportes que requieran movimientos muy coordinados.

8. Geles energéticos

Los geles deportivos consiguen aumentar rápidamente el glucógeno disponible gracias a su composición, con ingredientes de un alto índice glucémico. Están pensados para atletas de alto rendimiento que necesitan un aporte extra de energía durante el ejercicio y también para volver a llenar los depósitos de glucógeno muscular al terminar de hacer deporte. Así, el cuerpo puede recuperarse más rápido para volver a ejercitarse al máximo al día siguiente. 

9. Limonada de jengibre

El jengibre es un gran antioxidante natural y su composición favorece la reducción de la inflamación articular, mejorando la recuperación después del ejercicio. Para conseguir los mejores resultados, es conveniente tomar esta bebida en ayunas y mezclada con zumo de limón.

10. Zumo de sandía

El zumo de sandía contiene una gran cantidad de vitamina B, tiene un gran poder antioxidante y favorece la hidratación después del ejercicio. En ejercicios anaeróbicos se ha demostrado su capacidad de reducción de la fatiga muscular en los dos días posteriores al esfuerzo.

Esperamos que este artículo haya servido para descubrir 10 nuevas bebidas que puedan ayudarte a mejorar en cualquier deporte. ¿Qué te ha parecido? ¿Conoces alguna bebida más que pueda mejorar el entrenamiento?. Cuéntanos tus impresiones en los comentarios.

bebidas que mejoran el entrenamiento

Sin comentarios

Añadir un comentario