Dieta paleo ¿Cómo funciona?

La dieta paleo no es una más entre las muchas dietas de adelgazamiento que podemos encontrar hoy en día, se trata de una dieta que puede optimizar al máximo nuestro organismo, basada en aquellos alimentos que comían nuestros antepasados, pero actualizada a su vez con las últimas investigaciones científicas.

Si estamos buscando perder peso, controlar la diabetes, reducir los riesgos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, mitigar enfermedades autoinmunes, mejorar el rendimiento o simplemente mejorar nuestra salud, esta dieta es la indicada, ya que es abundante en todos los micronutrientes que nuestro cuerpo necesita.

La dieta paleo nos ayuda a mejorar nuestra salud a través de una nutrición equilibrada y completa, evitando la mayoría de los alimentos procesados y refinados y las calorías vacías como dogma principal. Además, omite otros alimentos que causan inflamaciones, alteran las hormonas o afectan negativamente a la salud del intestino ayudándonos a bajar de peso (ya que elimina estas mismas inflamaciones) y, al basarse en proteína de calidad, ayuda a saciar más y a evitar picos de glucemia.

dieta paleo frutas y verduras

¿Qué se puede comer con la dieta paleo?

Siguiendo una dieta paleolítica encontramos una gran variedad de alimentos para elegir, incluyendo:

  • Carnes de calidad: alimentadas con pasto, pastoreo, silvestres en la medida de lo posible.
  • Carne de órganos, despojos y caldo de huesos
  • Pescado y marisco (salvaje mejor)
  • Huevos
  • Verduras de todo tipo, tanta variedad como sea posible de vegetales verdes, frutas de colores (rojo, morado, azul, amarillo, naranja, blanco), crucíferas (brócoli, col, col rizada, nabos, rúcula, coliflor, coles de Bruselas, berros, hojas de mostaza, etc.), hortalizas de mar (excluyendo algas como chlorella y spirulina que son estimuladores inmunes), hongos comestibles, hierbas y especias.
  • Fruta de todo tipo.
  • Grasas de calidad: grasas animales alimentadas con pasto, pescado azul, olivas, aguacate, coco y aceite de oliva.
  • Alimentos probióticos y fermentados: kombucha, kéfir de agua, kéfir de leche de coco, yogur de leche de coco…

Se trata de una dieta basada en plantas, con dos tercios o más cubiertos con alimentos vegetales y sólo un tercio con alimentos de origen animal.

¿Qué alimentos se eliminan?

Los alimentos que se restringen en esta dieta son:

  • Granos y pseudogranos: arroz, trigo, cebada, centeno...
  • Leguminosas: lentejas, garbanzos... (las legumbres con vainas comestibles como judías verdes si que se consideran aceptables)
  • Lácteos: leche, distintas variedades de queso, yogur de origen animal...
  • Refinados y procesados: incluyendo aceites de semillas refinados como aceite de canola y aceite de cártamo, azúcares refinados y aditivos químicos, emulsionantes y conservantes.

Hay muchos alimentos que pueden ser tolerados y reintroducidos en la lista de omitidos. La mejor manera de saber si estos alimentos funcionan o no en tu cuerpo es eliminándolos por completo durante unas semanas de tu dieta y a pasado ese periodo reintroducir uno de ellos para ver cómo sienta al cuerpo. Si se produce algún síntoma como inflamación, migraña o falta de energía indicará que nuestro cuerpo no está adaptado a ese alimento. De esta manera, algunas personas disfrutan de arroz blanco en esta dieta tras su reintroducción.

dieta paleo lacteos


Comer de forma distinta cada día es muy importante en esta dieta ya que la variedad de alimentos nos aportará diferentes nutrientes, todos óptimos para nuestra salud.

Una de las estrategias para aumentar la variedad en el plato se basa en intentar que nuestros platos incluyan alimentos de todos los colores posibles. Si elegimos frutas y verduras de diferentes colores y añadimos la proteína necesaria tendremos un excelente plato para degustar.

¿Cuál es tu opinión sobre esta dieta? ¿La has probado? ¡Cuéntanos tu opinión!

Añadir un comentario