biotipo afecta al entrenamiento

Entrenamiento según tu biotipo

¿Has oído hablar alguna vez de los biotipos? ¿Sabes qué tipo de entrenamiento es el más adecuado para tu cuerpo? ¿Qué dietas debes seguir según tu metabolismo? Todo este asunto del deporte lo explicamos en este post.

No todos los cuerpos son iguales, es decir, no todos los humanos tienen el mismo biotipo. De hecho, cada cuerpo se adecua a unas dietas y entrenamiento diferentes, buscando que se puedan cumplir con el tiempo. Un biotipo puede definirse como las características estructurales y morfológicas de cada individuo, lo que repercute en que la practica del deporte sea diferente para cada individuo.

En 1940, William Sheldon realizó una división de los biotipos, estableciendo tres clasificaciones según su capacidad para sumar grasa y sintetizar músculo: Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo.

Consigue mejorar la salud más allá de las tradicionales dietas

Biotipo ectoformo

El biotipo ectoformo se caracteriza por un cuerpo delgado, con hombros hacia delante y un abdomen, brazos y piernas débiles y delgadas. Este biotipo arrastra problemas para desarrollar masa muscular, pero también para sumar grasa, por lo que es menos costoso tener un cuerpo definido.

Respecto al ejercicio que debe realizarse, el trabajo se centra en desarrollar masa muscular, con elementos de más peso y menos repeticiones. El ejercicio aeróbico debe ser mínimo para quemar calorías. También, las dietas deberán ser altas en hidratos de carbonos, con el fin de estimular la ganancia anabólica de peso.

Biotipo endoformo

El biotipo endoformo presenta los síntomas de un cuerpo redondo y blando, con hombros altos que no dejan ver el cuello. Son personas que tienen mucha grasa en el tórax, así como un abdomen voluminoso y poca tonificación muscular. Se trata de personas que acumulan grasa fácilmente debido a un metabolismo lento, lo que les obliga a ser muy disciplinados para lograr la definición de su cuerpo.

Con el objetivo de quemar tejido adiposo y ganar en salud, deben incluir un entrenamiento con muchas sesiones aeróbicas a la semana, además de ejercicios con pesas. Las características del endomorfo son elevadas en proteínas y moderadas en hidratos de carbono y grasas insaturadas (buenas). Contrariamente, las grasas trans (malas) deben ser evitadas, ya que son las más propensas a subir nuestro peso.

Este caso es curioso, ya que el individuo, pese a tener un problema con la alimentación y, por ende, con su peso, no debe dejar de comer, ya que esa acción haría que su metabolismo fuese aún más lento. Sería necesario realizar una ingesta cada 3-4 horas para mantener activo el metabolismo, así como para no pasar ni hambre ni comer en exceso.

Biotipo mesomorfo

Por último, el biotipo mesomorfo es de un aspecto cuadrado, con un tórax más ancho que el abdomen, brazos musculados y cuello tonificado. Las personas con este biotipo tienen una musculatura fuerte, y una característica corporal perfecta para acumular masa muscular, pero también deben ser constantes en el trabajo para no ser tapados por la grasa acumulada.

Las personas que presentan este aspecto están muy relacionadas con el deporte, con apariencia de deportista, incluso sin entrenar. Es más, este biotipo podría beneficiarse de prácticamente cualquier actividad o entrenamiento. Pero con la finalidad de obtener el máximo potencial, tiene que trabajar sus fundamentos de energía. Además, suelen tener una buena respuesta en programas de ejercicios alternantes, que oscilan entre una fase de desarrollo para incrementar la masa con otra que termina por definir el músculo ejercitado.

Estos tres biotipos corporales son los clásicos, pero hay casos donde la persona no se ajusta a ninguno en concreto, sino que se beneficia de la combinación de dos biotipos.

Para concluir, invitamos a los lectores realizar el entrenamiento indicado para averiguar con qué biotipo del deporte se adecua su cuerpo, así como las dietas que le vienen mejor a su metabolismo.

bipotipo en el deporte

Añadir un comentario