carbohidratos y fuerza

¿Es conveniente la ingesta de carbohidratos durante el entrenamiento de fuerza?

Desde hace mucho tiempo se ha hecho muy frecuente la demonización de diferentes procederes, bebidas, alimentos e incluso costumbres relativas al ejercicio, el tema de la salud y el rendimiento en general. Uno de los enemigos potenciales de moda son los carbohidratos. Hasta el punto de que comer cereales, por ejemplo, es una de las peores cosas que pueda cometer un deportista que persigue un buen rendimiento además de estar sano.

La voz de los expertos

Los nutricionistas deportivos, que a fin de cuentas son las voces de autoridad sobre estas cuestiones, recomiendan la adopción de dietas muy equilibradas diseñadas de acuerdo a la modalidad deportiva del individuo. Pero en lo que no hay discusión ni existen dudas es acerca de la necesidad de enfrentarse a una competición con suficientes reservas de glucógeno en el organismo.

La ingesta de carbohidratos siempre ha sido causa de debates. Actualmente podemos afirmar que existe un amplio consenso acerca de la necesidad de una ingesta adecuada de carbohidratos o hidratos de carbono con la finalidad de incrementar la resistencia aeróbica. Sin embargo, en los deportistas cuyo entrenamiento está basado en la fuerza, se recomienda insistentemente la ingesta de proteínas, y en mucho menor grado la ingesta de carbohidratos.

Recientemente ha salido a la luz pública una revisión bibliográfica relativa a los efectos y/o la conveniencia de contar con periodos de restricción de ingesta de carbohidratos en deportistas que entrenan a base de fuerza.

Varios estudios arrojan resultados que sugieren que, si bien la restricción absoluta de carbohidratos puede no afectar las adaptaciones de la fuerza a lo largo de un programa de entrenamiento, la ingesta de una cantidad adecuada de carbohidratos en los días que anteceden a la competición puede generar un incremento en los niveles de fuerza máxima y el rendimiento de esta.

Así mismo, aunque en varios estudios aún no se ha podido demostrar un incremento notable en el proceso de fosforilación de la mTORC1 después de haber realizado el ejercicio con carbohidratos y proteínas en comparación con la ingesta exclusiva de proteínas, solo los efectos del entrenamiento de resistencia crónica con restricción de carbohidratos en la hipertrofia muscular son contradictorios y requieren de una investigación más acuciosa para determinar un umbral mínimo requerido para optimizar el proceso de hipertrofia muscular.carbohidratos y ejercicio de fuerza

Lo que arrojan los estudios

Los puntos más destacados de estas investigaciones son los siguientes:

1) La respuesta glucolítica a la actividad de fuerza realizada es variada y probablemente en su mayoría como respuesta al volumen, duración e intensidad de esfuerzo.

2) La existencia de un bajo nivel de glucógeno muscular podría no afectar de forma notoria al rendimiento asociado al ejercicio de fuerza, pero un incremento de los niveles de glucosa en sangre antes del ejercicio puede permitir un mayor volumen de ejercicio con un mayor rendimiento.

3) Las dietas hipocalóricas en las que se restringe la ingesta de carbohidratos son efectivas para reducir la grasa durante ejercicio de fuerza, mientras que las dietas hipercalóricas son más indicadas para generar la hipertrofia muscular. 

Sin comentarios

Añadir un comentario