elaborando la dieta del culturista

Elaborando la comida ideal para el culturista

Hoy en día, muchas personas se deciden por practicar algún tipo de deporte, sacrificando horas de su tiempo en un duro entrenamiento para mejorar así su salud, la cual también acompañan con la ingesta de dietas saludables, potenciando aún más el rendimiento en la actividad deportiva.

El metabolismo influye a la hora de hacer ejercicio

Después, cada disciplina deportiva requiere unas determinadas horas de entrenamiento, aunque hay una que destaca sobre el resto: el culturismo. Esta práctica deportiva significa potenciar nuestro cuerpo al extremo de tener una figura totalmente tonificada. De hecho, son muchos los concursos en los que los culturistas muestran su físico, con importantes galardones económicos y sociales.

Así, estos profesionales esculpen su cuerpo como si de arquitectos se trataran, buscando el mayor estatus en el desarrollo muscular. Pero estos deportistas también tienen que controlar otros factores como la alimentación, el estrés o el descanso. Igualmente, el metabolismo tiene una gran influencia en cómo se comporta el cuerpo durante las sesiones.

Es sabido que la alimentación es diferente según el metabolismo de cada persona. Los deportistas tienen que controlar los niveles de energía y grasa corporal del organismo. A la hora de comer, se pueden incluir hidratos de carbono si notamos que tenemos poca energía. Y es que aunque esta parte sea la más compleja en el planteamiento de las comidas, a la larga resultará efectivo, ya que dará unos resultados positivos para nuestro cuerpo.

Todo culturista sabe de la importancia de una buena dieta, la cual debe contener proteína magna, hidratos de carbono, grasas moderadas y vegetales para la fibra. No obstante, lo que sí varía es la cantidad, dependiendo del peso de cada deportista, un aspecto que después explicaremos con un ejemplo práctico.

Otro aspecto a destacar son las características físicas del culturista, según las cuales variará la cantidad de comida que deba comer antes de cada entrenamiento. Aquí entrarían aspectos como la altura, peso, edad, sexo o capacidad muscular. No obstante, una acción común recomendada para todos estos deportistas es el pre-entrenamiento, para el que se recomienda comer claras de huevo revueltas con 20 o 30 gramos de un huevo entero junto con proteína en suero. Igualmente, es recomendable tomar una taza de avena. El huevo aportará una energía rápida, mientras que la avena dará un rendimiento más prolongado y permitirá hacer un esfuerzo durante más tiempo.

Ahora vamos a poner un ejemplo para que la comprensión sea más sencilla. Una persona que pese más de 90 kilos necesitará entre 45 y 60 gramos de proteína por comida, mientras que aquella persona con un peso de entre 70 y 90 kilos necesitará entre 30 y 40 gramos. También, los carbohidratos varían según el peso corporal, metabolismo y grasa acumulada, siendo necesarios hasta 100 gramos por comida para los que pesen más de 90 kilos, y hasta 80 para los que pesen menos de 90 kilos.

En conclusión, las dietas son un factor fundamental para un culturista. Ahora nos toca a nosotros, ¿nos alimentamos como es debido para mejorar nuestro rendimiento en el deporte?

maneras de llegar a ser culturista

Añadir un comentario