corredores

¿Es posible correr y seguir ganando masa muscular? Este es el entrenamiento que te interesa

Se relaciona habitualmente al running y a la práctica de la carrera con la pérdida de peso. Al tratarse de un deporte aeróbico, la creencia es esa. Sin embargo, es posible modificar el estado de los músculos con este ejercicio. Mantener o aumentar la masa muscular dependerá de cómo se lleve a cabo la actividad preparatoria y del estado de forma de cada uno. Al principio es conveniente conseguir resistencia en las piernas, pero modificando tres aspectos esenciales (alimentación, ejercicios específicos y suplementos) se pueden hipertrofiar los músculos.

¿Como ganar masa muscular corriendo?

Para ganar masa muscular lo apropiado es adaptar la alimentación al objetivo que se desea conseguir. La mejor forma es procurar al cuerpo dietas con las suficientes calorías para poder quemarlas y no perder masa muscular. Una alimentación saludable es la que incluye alimentos altos en proteínas (pescado, pollo y huevos), verduras y carbohidratos (boniatos, arroz integral y avena).

Antes de iniciar nuestra actividad se tomará carbohidrato, aproximadamente una hora antes de comenzar el ejercicio. Si nos hallamos ante un fin de semana de deporte exigente, rellenar el depósito es esencial con una ración adicional de carbohidratos y proteínas. Asimismo, se ha prescindir durante un tiempo del alcohol y de los dulces, ya que son contraproducentes para nuestro fin. hombres entrenamiento 

Entrenamiento básico para corredores que quieran ganar músculo

Una vez instalado en una rutina de alimentación saludable y enfocado en el objetivo, es el momento de adaptar los ejercicios deportivos. Lo primero es la base. Hay que acostumbrar al cuerpo al ejercicio aeróbico. Un mes de carrera y actividad continua es necesaria antes de empezar con los ejercicios específicos para aumentar la masa muscular. Para conseguir más músculo lo idóneo son las carreras breves, los sprints y las series explosivas.

Plantear jornadas de 6 u 8 series de 100 a 400 metros a una intensidad del 90 % o superior es una buena manera de empezar. Repetir este ejercicio durante un tiempo nos facilitará la tarea de conseguir la hipertrofia muscular. Para que el cuerpo se acostumbre es preciso también recurrir al descanso. Una semana en la que se reparten tres días de actividad y dos de descanso intercalados es suficiente para conseguir una óptima preparación.

Si se considera que el ejercicio aeróbico no es suficiente y la masa muscular no crece al ritmo que nos gustaría se pueden añadir sesiones de pesas o ejercicios específicos de fuerza en el gimnasio. La práctica de la carrera es diferente en cada persona y algunos músculos no se trabajan lo suficiente. Un trabajo específico en el gimnasio puede coadyuvar a lograr ese aspecto muscular que se desea.

Lo recomendable es combinar los ejercicios de resistencia con los ejercicios de fuerza. Así, si en el mismo día se pretenden realizar ambas actividades, es conveniente ejecutar primero los ejercicios de fuerza (de lo contrario el cuerpo estará demasiado cansado) y a continuación la actividad aeróbica. Una rutina semanal interesante puede incorporar 2-3 días de sesiones de fuerza con 2 días de ejercicios de sprints y carrera larga continuada, y sin olvidar aplicar los descansos permanentes.

La tercera parte del ejercicio son los suplementos. Los aminoácidos ramificados resultan muy efectivos. Cuando se aborda un entrenamiento de resistencia largo, el cuerpo recurre a las proteínas almacenadas. Es en este punto donde los aminoácidos nos ayudan a mantener el tejido muscular, precisamente lo que un runner está buscando.

Si ya se está lanzado con la rutina de correr y hacer ejercicios de fuerza, la glutamina, otro aminoácido, también puede ayudarnos. La glutamina favorece el almacenamiento de glucógeno, conseguido a partir de los carbohidratos que consumimos, con el fin de regular su consumo de modo regular durante la realización del ejercicio. Es recomendable tomar la glutamina una vez se haya finalizado la actividad.

Otra forma rápida de dar a nuestro cuerpo aquello que necesita y no perder masa muscular es la ingesta de batidos de proteínas. Después de entrenar podemos tomar proteínas de forma natural (claras de huevo, por ejemplo) o mediante batidos con alto contenido en proteínas.hombres corredores y entrenamiento

1 comentario

  • Hace 20 horas

    maria elena peña

    Linda página, me ha gustado mucho la estructura y el contenido.

Añadir un comentario