consumir proteína con leche o agua

¿Cuál es la mejor opción tomar proteína en polvo con leche o con agua?

Las proteínas son fundamentales para la salud, al igual que otras moléculas como vitaminas, minerales, grasas saludables e hidratos de carbono. En particular, contribuyen satisfactoriamente a la construcción de masa muscular, mientras ayudan al organismo en varias de sus funciones esenciales de carácter fisiológico. Por todo ello, y si además practicas deporte con frecuencia, tomar proteínas resulta necesario durante tus dietas de entrenamiento.

Las proteínas en polvo en el deporte

Además de poder encontrarlas en gran cantidad de alimentos habituales como carnes, pescados, huevos, soja, frutos secos, ciertas verduras y legumbres o también lácteos (el queso curado), las proteínas en polvo son una solución muy recomendable para deportistas.

El entrenamiento requiere un esfuerzo considerable, en menor o mayor grado, que se debe completar adecuadamente con los procesos de recuperación y regeneración de los tejidos musculares, donde el consumo de proteínas es indispensable. Tomarlas en polvo te ayuda a cumplir con los requerimientos proteicos de manera rápida y eficaz.

Eso sí, siempre tienes que pensar en el objetivo que pretendes conseguir con este suplemento alimenticio en tus dietas, según desees ganar masa muscular, conservarla o bajar de peso y perder grasa. Las opciones más conocidas son Whey, Isolate, Soja, Beef o Casein, entre otras comercializadas.

¿Mejor con leche o agua?

Los polvos de proteínas se mezclan con esos dos líquidos e incluso con cualquier otro. Pero debes conocer las peculiaridades de tomarlos en una u otra bebida. Si prefieres utilizar leche, complicarás las funciones de tu hígado, encargado de descomponer las moléculas para tu beneficio. Consumirás un exceso de calorías lácteas junto a otras, con la consecuente acumulación de grasa en tus brazos, piernas, cara y abdomen.

Eso solo puede servirte para aumentar tu peso, si eres una persona delgada, así como para tener energía calórica suficiente para tu superar el entrenamiento. No obstante, la disolución en agua es la mejor opción casi siempre porque facilita la absorción eficaz del organismo, ayuda a la circulación sanguínea con el transporte de nutrientes por todo el cuerpo y también agiliza la expulsión de toxinas u otros desechos.

En ese sentido, tomar los polvos con agua es ideal para tu salud, pues evitas demasiadas grasas al tiempo que las proteínas llegan mejor para construir y ganar en tejido muscular. Además, los suplementos vienen ya preparados para ser mezclados en ella. Por otro lado, con la leche se incrementan las posibilidades de que aparezcan granos en tu cuerpo, aunque esto dependerá también de otros factores.

Se recomienda tomarlas antes de hacer deporte para potenciar el entrenamiento y evitar pérdida de masa muscular, o después, para la óptima recuperación general. También beneficia en ayunas e incluso antes de irse a dormir. ¿Y tú? ¿Cuándo consumes proteínas?

entrenamiento comer proteína en polvo con leche o agua

Añadir un comentario