Suplementos para adelgazar

La yohimbina, un aliado excelente para el deporte

Con la práctica concienzuda del deporte y el seguimiento de dietas apropiadas podemos apurar nuestro porcentaje de grasa corporal a cotas bajas (lo que significa rebasar la frontera del 11 % en hombres y del 15 en mujeres). Una vez llegados a este punto, el organismo comienza a ponernos serios obstáculos para seguir progresando en la pérdida de grasa manteniendo la salud en óptimas condiciones.

Llega un momento en el cual el recorte de la energía ingerida, la práctica de entrenamiento aeróbico e, incluso, recurrir a continuados refeeds para cargar los depósitos de glucógeno se hacen insuficientes. Ello no quiere decir que mientras la grasa de ciertas zonas (abdomen, glúteos, caderas…) siga ahí sea difícil reducir kilos de peso, ya que ambas cosas son perfectamente compatibles.

Entonces, ¿dónde está el secreto, además de cuidar al máximo las dietas?

Satisfechos los requerimientos nutricionales y respetada una rutina adecuada de entrenamiento, lo siguiente es recurrir a suplementos que aceleran el metabolismo de las grasas, como los que incluyen la yohimbina.

Para entender el mecanismo de acción de esta sustancia, es interesante conocer la existencia de dos tipos de receptores en las células:

  • Beta-2: promueven la oxidación de las grasas y el flujo de sangre hacia el tejido graso.
  • Alfa-2, que ejercen un papel inverso.

Pues bien, la función de la yohimbina es inhibir estos últimos y, en consecuencia, estimular la movilización de la grasa acantonada en las áreas más conflictivas. Se sabe que en determinadas zonas, como las caderas y los muslos femeninos, predominan claramente los alfa-2, lo que explica su rebeldía a la hora de desprenderse de la grasa sobrante.

Pautas para tomar la yohimbina haciéndola eficaz sin comprometer la salud

Puede hablarse de 0,2 mg/kg de peso como dosis recomendada, teniéndose en cuenta que aquellas personas que padezcan de hígado, riñón o corazón han de mantenerse ajenas a su consumo.

Lo que resulta crucial es ingerirla completamente en ayunas; esto es así porque solamente actúa cuando la insulina se encuentra en niveles mínimos; de lo contrario, su efecto queda llamativamente reducido.

En relación con los entrenamientos de fuerza (por ejemplo, con las pesas), es oportuno tomarla media hora antes de acabar, realizando seguidamente algún ejercicio de cardio de intensidad baja o moderada. Pero lo que se desaconseja es ingerirla antes de empezar.

Por motivos de salud, ha de evitarse combinarla con estimulantes como efedrina y cafeína y con antidepresivos e inhibidores de la enzima monoaminooxidasa.

Un buen complemento del entrenamiento y la alimentación para tener en cuenta

Está claro que la yohimbina es un interesante suplemento para deshacerse de los últimos resortes de grasa corporal, dándonos ese impulso final. Pero debemos tener claro que ha de ir en consonancia con un riguroso plan de deporte y una dieta bien ajustada. Si es así, nos encantaría conocer tu experiencia con la yohimbina. ¡Cuéntanos! entrenamiento y yohimbina

Añadir un comentario