diferencias entrenamiento hombres y mujeres

El deporte: un estilo de vida ¿diferente?

Si bien es cierto que el deporte se ha convertido en casi un estilo de vida para los hombres y las mujeres, a la hora de llevar a cabo un entrenamiento adecuado hay que tener muy en cuenta el sexo. No queremos decir con esto que haya que hacer una tabla de ejercicios totalmente opuesta para hombre o mujer. Sin embargo, sí es conveniente que sepamos las diferencias que hay.

¿Qué diferencias hay entre hombres y mujeres a la hora de hacer ejercicio?

En este sentido, una de las primeras cosas a la que debemos atender es la diferencia física entre ambos sexos. Las mujeres suelen ser menos pesadas y por tanto, la fuerza o la resistencia que van a tener son algo menores. Por el contrario, los hombres son capaces de realizar ejercicios donde la fuerza sea la mayor protagonista, pudiendo además cambiar de peso con mayor facilidad.

A la hora de establecer una tabla de actividades para cada sexo, es importante destacar que las mujeres prefieren realizar ejercicio donde se estimulen todas las partes del cuerpo. Y no es algo que esté de moda o simplemente sea un “capricho”. Muchos estudios aseguran que esta es la mejor forma que tiene una mujer para hacer deporte. Por su parte, los hombres piensan más en fortalecer el tren superiordel cuerpo, sobre todo, dedican gran parte de su entrenamiento a ganar masa, pudiendo estar horas realizando ejercicios específicos para ello. Las mujeres, por el contrario, dedican menos tiempo a una parte concreta del cuerpo, importándoles mucho más un desarrollo más general, donde las nalgas y los muslos adquieren un mayor protagonismo.

El deporte ¿puede influir en la salud?

La práctica deportiva nunca va a ser negativa para la salud, siempre que se realicen los ejercicios adecuados y sin pasarse de tiempo. Sin embargo, entre hombres y mujeres, dependiendo de algunos aspectos, estas actividades deben realizarse con mayor o menor intensidad. En el caso de las féminas, en los días previos a la menstruación se considera que tienen mucha más fuerza, pudiendo practicar otro tipo de ejercicios. No ocurre lo mismo cuando están en esos días, ya que la fuerza disminuye y la sensación de fatiga puede aumentar, por lo que hay que realizar actividades deportivas más relajadas.

Con respecto a los hombres, aquí cobra protagonismo la testosterona (hormona que crece en mayor medida en ellos). La testosterona hace que el sexo masculino pueda llegar a tener una fuerza de más del 20 % en comparación con el femenino. Es por ello que los hombres suelen centrarse bastante en tener siempre un nivel de testosterona elevado para conseguir los resultados de musculación que desean.

¿Y qué ocurre con las dietas?

En este sentido, las dietas no tienen por qué influir de una manera o de otra si eres hombre o mujer. Hay que tener en cuenta que los hombres necesitarán una mayor cantidad de alimentos, puesto que su envergadura suele ser mucho mayor.

En cualquier caso, una dieta equilibrada combinada con el deporte, es la mejor opción para ponerse en forma. Hombre o mujer, no importa, así se consigue una vida saludable. ¿Estás de acuerdo? diferencias entre hombres y mujeres en el entrenamiento

2 Comments

  • Hace 10 horas

    carla sandlerr

    Me ha servido un montón la información de este artículo. Quiero agradecerles la dedicación. ¡Mil gracias!...
    https://www.lawebdelcolchon.es/

  • Hace 20 horas

    maria elena peña

    Linda página, me ha gustado mucho la estructura y el contenido.

Añadir un comentario