ayuno y comida

¿Cuándo hacer ejercicio en ayunas y qué beneficios puedes obtener?

¿Eres de los que se siente agotado a los pocos minutos de hacer deporte o, por el contrario, tener el estómago vacío te da mucha más agilidad y una mejor concentración en tu entrenamiento? Además de estos efectos más inmediatos del ejercicio en ayunas, vamos a ver los que produce en tu organismo y si pueden ser beneficiosos para ti.

Cuándo realizar el entrenamiento en ayunas

¿Practicas deporte por la mañana y dudas entre hacerlo con el estómago vacío o lleno? Te contamos qué sucede en tu cuerpo cuando realizas ejercicio en ayunas y podrás decidirlo mejor.

4 efectos en tu salud al practicar ejercicio en ayunas

En primer lugar, si hace mucho tiempo que no has comido nada, tu cuerpo estará bajo en glucógeno, la energía que se almacena en tus músculos para que esté preparada para ser utilizada en cualquier momento. ¿Cómo conseguirá entonces la energía? Quemando grasa. Así que, si tu meta con el ejercicio es perder peso, practicarlo en ayunas es una buena idea (si sigues unas dietas adecuadas después).

Por otro lado, hay estudios que demuestran que practicar deporte en ayunas mejora la sensibilidad a la insulina. Esto es muy positivo para los diabéticos y, en general, para ayudar a tu cuerpo a transformar los hidratos de carbono en energía.

Para el entrenamiento de alta intensidad, no hay diferencia, pero algunos ejercicios practicados en ayunas pueden mejorar tu tolerancia a la glucosa.

Por último, si practicas ejercicios de fuerza o velocidad en ayunas, conseguirás un aumento de los niveles de orexina, una de las hormonas implicadas en la regulación del sueño-vigilia. Subir estos niveles te ayudará también a regular tu apetito, a sentirte más motivado y con más energía durante el resto del día y te permitirá tener un sueño más reparador por la noche.

ejercicio en ayunas

Cómo beneficiarse del entrenamiento en ayunas y para quién está indicado

Lo mejor es comenzar de forma paulatina. Así sabrás mejor dónde están tus límites. Por otra parte, si quieres comenzar esta práctica para perder grasas, es recomendable que realices un entrenamiento de baja intensidad de menos del 40 % de tu consumo máximo de oxígeno.

De este modo, el ejercicio en ayunas parece especialmente indicado para personas que deseen equilibrar sus niveles de insulina o glucosa en la sangre o que quieran quemar grasa. Además, al no necesitar llegar a los límites de esfuerzo máximo, puede ser una buena opción cuando el sobrepeso supone un obstáculo para practicar deportes, por ejemplo, de agilidad.

Quiénes no deberían practicar el ejercicio en ayunas

Como hemos dicho, al ejercitarse en ayunas estamos quemando las últimas reservas de glucógeno que nos quedan en los músculos. Por tanto, podría resultar peligroso para las personas con hipoglucemia.

Por otra parte, las personas delgadas que tienen pocas reservas de grasa se arriesgan a entrar en el denominado catabolismo muscular, es decir quemar músculo para obtener energía.

Ahora que ya sabes si es beneficioso para la salud practicar deporte en ayunas, ¡pruébalo! ejercicio en ayunas

Sin comentarios

Añadir un comentario