Los 5 mejores ejercicios para conseguir unos pechos levantados

Es normal que, por factores como la edad, los cambios de peso, desequilibrios hormonales o algunos problemas de salud, los pechos puedan caer. Aumentar su volumen sin cirugía es difícil, pero tener los pechos tonificados y firmes es muy fácil gracias al deporte y la constancia. Es cierto que los pechos están formados por grasa y la glándula mamaria, pero existen determinados músculos que se encargan de su sujeción. Son los que tonificaremos con estos ejercicios.

Los 5 mejores ejercicios para levantar tus pechos

Realiza este entrenamiento al menos 3 veces a la semana y pronto comenzarás a ver los efectos.

1. Flexiones

Colócate boca abajo con las palmas de las manos y la punta de los pies tocando el suelo. Los brazos deben estar extendidos con los dedos paralelos a la dirección del cuerpo y a la altura de los hombros.

Flexiona los codos manteniendo el cuerpo recto e intenta bajar el pecho lo máximo posible intentando tocar el suelo. Vuelve a la posición inicial y repite las veces necesarias sin forzar tu cuerpo.

2. Mariposas de pie

De pie, con las piernas algo separadas y las rodillas ligeramente flexionadas, sostén una pesa en cada mano y estira los brazos hacia un lado formando una cruz con el cuerpo.

Mantén los brazos estirados durante unos segundos y, después, muévelos hacia delante para intentar unir las mancuernas.

Continúa con esta postura por unos segundos más y repite. Si te cansas, deja reposar los brazos unos instantes en la posición inicial.

3. Presionar las palmas

Puedes hacer este ejercicio en cualquier posición, pero es recomendable que estés de pie, recta y con las piernas ligeramente separadas. Junta las palmas de tus manos sobre el pecho con los codos flexionados.

Haz presión durante algunos segundos y, después, separa las palmas lo máximo que te sea posible, pero a la misma altura, es decir, girando los codos, flexionados, hacia atrás. Repite unas 10 veces.

4. Apertura de pecho

Acuéstate sobre una esterilla boca arriba con las rodillas dobladas. Con una mancuerna en cada mano (con un peso que te resulte cómodo, cuando tengas práctica puedes ir subiéndolo), extiende los brazos hacia arriba con las palmas hacia dentro. Entonces, flexiona los codos para bajarlos y extiende los brazos hacia atrás, pero manteniendo los antebrazos perpendiculares al suelo.

5. Peso muerto con piernas rígidas

De pie, con los pies igual de separados que la distancia de tu anchura de tus hombros y las rodillas un poco flexionadas, coge una pesa en cada mano con las palmas de la mano mirando hacia la parte frontal de los muslos. Con la cabeza hacia arriba (mirando al frente) y los hombros hacia atrás, inhala y empuja las caderas hacia atrás. Recuerda mantener siempre el peso en los talones. Así evitarás posibles lesiones.

Si complementas el deporte y las dietas adecuadas con estos sencillos ejercicios, pronto obtendrás los resultados esperados. ejercicio de pectorales

Sin comentarios

Añadir un comentario