,
Entrenamiento LISS

Entrenamiento LISS: una dinámica quemagrasa que tonifica el cuerpo con poco esfuerzo

Si estás interesado en perder peso y te interesa encontrar un entrenamiento quemagrasa diferente, el LISS es para ti. Lo creas o no, existen alternativas eficaces al entrenamiento de alta intensidad o HIIT.

En qué consiste el método LISS

Denominado en inglés Low Intensity Steady State, se trata de una forma de entrenar que implica la realización de ejercicios a baja intensidad y manteniendo el ritmo cardíaco estable, al 60 o 70 % de tu frecuencia cardíaca máxima, durante toda la sesión. Es, por lo tanto, un entrenamiento aeróbico suave.

Uno de sus aspectos más importantes es que permite perder peso sin exigir ningún conocimiento técnico previo. Puedes controlar tu frecuencia cardíaca con un pulsómetro o, si no tienes, utilizar uno de estos dos recursos:

1. Subjetivamente, mantente siempre en una intensidad de trabajo entre ligera y moderada.

2. Prueba a hablar mientras haces cada ejercicio: no deberías tener problemas para conseguirlo. Si es así, estás en una intensidad superior a la precisa.

Puedes practicar el LISS o Estado Fijo de Baja Intensidad con multitud de actividades. La clave está en mantener estables tus pulsaciones. Así, la bicicleta estática o dinámica, la elíptica y caminar son solamente algunas de las opciones que tienes a tu disposición entre otros muchos ejercicios.

Algunas claves del LISS

Este método basado en la moderación de la frecuencia cardiaca es, como ya te hemos explicado, un estupendo quemagrasa. En consecuencia, te conviene decantarte por él si deseas tonificar tu cuerpo y optimizar tu presencia corporal, pero no estás dispuesto a machacarte ni tu fuerza de voluntad te permite hacerlo. Tanto los principiantes como aquellos deportistas que no se desenvuelven bien en la ejercitación de alta intensidad son su público principal.

La entrenadora personal e influencer de fitness Kayla Itsiness fue la creadora de esta rutina de ejercicios que trabaja toda la anatomía con eficacia, sin exigirte agotadores esfuerzos. En este sentido, podríamos considerarla una técnica completamente opuesta al HIIT.

Cómo practicar el LISS

La base del Estado Fijo de Baja Intensidad se concreta en la ejecución de movimientos simples, apenas explosivos, entre los que predominan los ejercicios isométricos y la escasa intensidad. De hecho, utiliza las grasas como principal fuente de energía al entrenar. Poco a poco el cuerpo, de este modo, se va habituando al progresivo incremento de las sesiones, sin dejar de quemar grasa desde la primera sesión.

Los deportistas acostumbrados a hace deporte de alta exigencia también han empezado a recurrir al LISS como método de recuperación activa entre sus sesiones más exigentes. Se plantean la fórmula tres días de HIIT por uno de LISS como una pauta más que positiva.

Ventajas del LISS

Sus beneficios son claros: obtienes más resistencia y mejoras tu condición aeróbica, tonificas tu cuerpo, favoreces tu fuerza y quemas mucha grasa. Además, por sus características, puedes practicarlo a diario con un desgaste físico más que razonable. Y, desde luego, no necesitas mucho esfuerzo, máquinas ni tiempo libre para perder peso. ¡Puedes hacerlo en tu casa!

Publica este artículo en tus redes y pregunta a tus conocidos. ¡Seguro que alguno puede contarte más cosas del LISS! entrenamiento LISS

Sin comentarios

Añadir un comentario

,