,,,

Cómo entrenar cardio en casa

Tampoco necesitas salir a la calle para ejercitarte de manera aeróbica. Incluso si careces en ella de bicicleta estática o cinta de correr, puedes hacer este tipo de deporte y mejorar la salud de un modo exponencial.

Vamos a proporcionarte cuatro modos de entrenamiento aeróbico caseros que no desmerecen, en absoluto, a las mejores tablas que te prepararía un entrenador personal. ¡Cuida tu salud con estas rutinas y las dietas más saludables!

Rutina de cardio en casa

1. Saltar a la comba

Así de fácil y, para muchas personas, de divertido. No solo se trata de un clásico, también es una de las mejores maneras de entrenar aeróbicamente. Elige una cuerda lo suficientemente larga para que pueda pasar por encima de tu cabeza y por debajo de tus pies.

Si aprendes y automatizas bien la técnica, sus efectos positivos serán brutales. No necesitas dar saltos muy altos ni mover exageradamente las muñecas.

Empieza por 5 o 10 minutos y de manera pausada, según te veas capaz. Poco a poco ve incrementando la duración y la intensidad del ejercicio.

2. Burpees

Seguimos con los clásicos... enormemente eficaces. Habilita en tu salón un espacio lo suficientemente amplio para que quepas tumbado. Ponte boca abajo y apoya en el suelo tus palmas y la punta de tus pies. Estira el cuerpo e, impulsándote con las piernas, propúlsate hacia arriba. Tras ejecutar el salto, vuelve a agacharte, apoya las manos en el suelo, echa el cuerpo atrás de nuevo y recupera tu posición de inicio.

Parece sencillo, ¿verdad? En realidad lo es. Pero cuando lo repites durante 20 o 30 minutos seguidos, tu entrenamiento aeróbico funciona exponencialmente. No te preocupes si te cuesta un poco al principio, enseguida empezarás a dominar su técnica. Ya nos contarás qué tal te ha ido.

3. Jumping Jacks

Es un auténtico ejercicio aeróbico para todos los públicos. Colócate de pie con tus brazos relajados a los lados y las piernas juntas. Si es posible, sitúate en un firme acolchado para suavizar los impactos.

Mientras das un salto, extiende los brazos y abre las piernas lateralmente formando una equis antes de recuperar la postura inicial. Repite el proceso durante 20 o 30 minutos.

Aunque no te lo acabes de creer, estás trabajando activamente todo el cuerpo mientras realizas este sencillo ejercicio. Si vas incrementando en cada entrenamiento la duración y la velocidad de tus ejecuciones, potenciarás en gran medida tu fuerza aeróbica.

4. Rodillas al pecho

Es otro sencillo ejercicio que, repetido, te ofrece estupendos resultados. Sitúate sobre una superficie acolchada de tu casa (puedes utilizar una alfombrilla si quieres). Colócate mirando al frente, con las piernas separadas y paralelas a los hombros. Relaja los brazos para empezar, aunque después los utilizarás para impulsarte. Lo principal es que no pierdas el equilibrio.

entrenar en casa fitness

Y... ¡adelante! Salta, eleva las piernas doblando las rodillas y haz el amago de tocarte con ellas el pecho. Trabajarás toda tu musculatura con una gran carga aeróbica. ¿Cuántas veces eres capaz de repetir el movimiento en cada serie? 

Sin comentarios

Añadir un comentario

,,,