box-fitness

GBox: descubre otra forma de hacer deporte

Los gimnasios están innovando continuamente su oferta de entrenamiento y deporte. Los usuarios buscan novedades y propuestas que les permitan mejorar su rendimiento sin aburrirse. Una de las más novedosas es el GBox, un tipo de ejercicio de alta intensidad que se basa en las artes marciales y que está implantándose ya en muchos gimnasios y centros deportivos.

Se trata de una disciplina que se practica en grupo: un monitor propone ejercicios que el grupo de alumnos o practicantes repite. Está pensada para mantener un ritmo muy fuerte que permita liberar adrenalina, ejercitar la mayor cantidad posible de músculos y quemar calorías de forma masiva.

Características del entrenamiento con GBox

Las sesiones de GBox se realizan en salas de gimnasio acondicionadas para la práctica grupal y con música adecuada al ritmo de trabajo. Suelen durar unos 45 minutos y se basan en la repetición de movimientos extraídos de las artes marciales: patadas, saltos, puñetazos y otros golpes. Los gestos técnicos proceden de disciplinas como el karate, el boxeo o el taekwondo.

Como en todo ejercicio, especialmente en los de mucha intensidad, conviene empezar con un calentamiento bien estructurado y amplio. Es fundamental para evitar lesiones y poder practicar este deporte sin correr riesgos.

Una vez en marcha, la clase de GBox se orienta al trabajo cardiovascular, con lo que es perfecta para cuidar la salud al tiempo que se tonifican y fortalecen buen número de músculos.

Es un ejercicio que supone un consumo muy alto de calorías. Se calcula que una sesión a máxima intensidad permite quemar hasta 650 calorías. Para comprender el nivel de exigencia de este ejercicio, se puede señalar que el gasto calórico del GBox es tan alto que supera a lo que se quema corriendo durante el mismo tiempo.

Con esta capacidad para eliminar calorías, este entrenamiento resulta un complemento perfecto para todo tipo de dietas que busquen eliminar grasas, perder peso y mejorar el tono físico general.

Pero, además, es una rutina de trabajo perfecta para modelar la figura, porque moldea muy bien brazos, torso y piernas. Al tiempo, se mejora la capacidad de resistencia y se va ganando en fuerza física, en velocidad y en agilidad.

Por otro lado, como todas las prácticas grupales de los gimnasios, el GBox sirve para conocer gente y establecer nuevas relaciones. Además, al trabajar con ejercicios procedentes de disciplinas deportivas de lucha, contribuye a reforzar el carácter y la confianza en uno mismo.

Es, por tanto, un deporte muy recomendable para quien busque rutinas de entrenamiento muy intensas, vivas y divertidas y que, al tiempo, contribuyan a cuidar su salud gracias al trabajo cardiovascular. Si ya lo has probado, cuéntanos qué te parece y cómo te has sentido tras practicarlo.

fitness gbox

Sin comentarios

Añadir un comentario