estoy en buena forma o no

¿Llevas tiempo haciendo deporte? Averigua si estás en forma

Si practicas deporte seguramente tengas un objetivo definido: perder volumen, adquirir músculo, aumentar el rendimiento y la capacidad cardiorrespiratoria, mejorar cualidades como coordinación o equilibrio... Pero ¿cómo saber si estás en forma?

Debemos aclarar que estar en buena forma física no es sinónimo de tener buena salud y viceversa. Una persona sana puede no estar en buena forma física, o al contrario, una persona con muy buen estado físico puede no tener buena salud.

No obstante, todo lo que sea realizar deporte de forma moderada y regular es beneficioso para nuestra salud, aunque solo sea dar un paseo diario o correr durante treinta minutos. Es aconsejable hacer un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio.

Aunque para mantener una buena salud influyen otros factores, tomar esta rutina puede prevenir problemas de corazón, diabetes tipo 2 o colesterol.

¿Estoy en forma o necesito más horas de entrenamiento?

Estar en forma no es solo tener una buena complexión física. Debes valorar otros elementos como la resistencia, fuerza, flexibilidad, o la velocidad del movimiento de reacción.

Existen algunos ejercicios para ponerte a prueba y descubrir si estás en buena forma o necesitas más horas de entrenamiento y preocuparte por las dietas equilibradas.

Cada capacidad puede medirse con multitud de ejercicios. Puedes comprobar tu resistencia con el test de Cooper, que consiste en recorrer una distancia concreta en varias vueltas, atendiendo a un tiempo que va acortándose de forma progresiva. La resistencia se mide en función del número de vueltas que realices, así como en la capacidad para recorrer la distancia en un menor tiempo. En este sentido, también es un buen mecanismo para estudiar la velocidad.

Si aparece la fatiga, es una alerta de que tu estado de forma no es del todo bueno.

En cuanto a la flexibilidad, depende en función de la parte del cuerpo que queramos analizar. Eso sí, por norma general, un síntoma de buena flexibilidad es ser capaz de tocarte la punta de los pies con las piernas estiradas.

Analiza también tu nivel de grasa y masa muscular corporal. Ésta debe ser superior a la grasa.

La fuerza puede estudiarse en función de varias pruebas, con autopeso, intentando hacer 15 dominadas o 50 flexiones seguidas, o con peso exterior, mediante repeticiones de press banca con el 150% más de peso que nuestro peso corporal.

Adopta dietas equilibradas

No todo es hacer deporte. Para estar en buena forma física evita el tabaco y el alcohol, y ten en cuenta las dietas. Debes adoptar una dieta rica en todos los nutrientes: proteínas, magnesio, potasio, lípidos, carbohidratos... Evita los snacks, ultraprocesados y bollería industrial.

Ingiere entre 1 y 2 litros de agua al día para depurar el organismo, y haz, al menos, 5 comidas diarias con un margen de 2 a 4 horas.

Debes otorgar un papel principal a la fruta y verdura, pero no olvides la carne, pasta o pescado. Cada alimento aporta sustancias necesarias para nuestra salud.

¿Te ha resultado interesante la información? Deja un comentario contando tu experiencia en el deporte. Tu caso puede ser un ejemplo de esfuerzo y superación o el mensaje que otros gimnastas necesitan para motivarse en su rutina. resultados de tu entrenamiento

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

 he leído y acepto la RGPD