fitness

Rutina para los que no les gusta madrugar

Hacer deporte recién levantado no suele ser muy bien recibido por la mayoría de las personas, sobre todo a las que no nos gusta madrugar. Sin embargo, eligiendo una rutina de entrenamiento adecuada será más fácil madrugar para mantenerse en forma.

La rutina de ejercicios ideal para quien no le gusta madrugar

Sostener el cuerpo en forma de hueco

1. Acostarse bocarriba y levantar ligeramente las piernas, los brazos y los hombros.

2. Mantener la espalda baja ayudando a apoyarse, de forma que mientras, más se sostengan las piernas, más difícil serán realizar este ejercicio.

Mantener el glúteo en forma de puente con una sola pierna

1. Acostarse boca arriba con las piernas flexionadas mientras que se mantienen los pies separados a la medida de los hombros.

2. Levantar la pierna izquierda a la misma vez que el pie derecho, mientras que se presiona para levantar los glúteos.

3. Para que se pueda hacer presión en los abdominales, hay que ir bajando lentamente.

4. Se vuelve a hacer lo mismo pero con la otra pierna.

Encoger los oblicuos

1. Sentarse con piernas extendidas al frente de mientras que los brazos se mantienen detrás.

2. Sostener el peso ayudado de los pulgares al mismo tiempo que se mueve el torso hacia atrás y se levantan las piernas un poco.

3. Mantener la presión apoyando el peso hacia el lado derecho, doblando las rodillas hacia el pecho.

4. Se vuelven a extender las rodillas pero sin tocar el suelo, y se vuelve a repetir el ejercicio, pero hacia el otro lado. fitness brazo madrugar

La plancha tocando la rodilla

1. Situarse en plancha alta, mientras que se mantienen las manos extendidas en la misma posición lineal que los hombros.

2. Mantener el torso firme doblando la rodilla derecha hacia el pecho. Cuando llega al punto máximo se intenta tocar la rodilla con la ayuda de la mano izquierda.

3. Repetir con el otro lado, continuando rápidamente todo lo que se pueda sin perder la posición inicial.

Levantar doblemente las piernas

1. Acostarse boca arriba, manteniendo los brazos a los lados del torso, mientras que las piernas se posicionan hacia el techo, formando con el cuerpo 90 grados.

2. Bajar las piernas lentamente todo lo que se pueda, ejerciendo presión sobre la espalda sin perder el equilibrio.

3. Volver a la posición del principio y repetir de nuevo.

Sentadillas

1. Situar los pies en una medida un poco más ancha que la de las caderas.

2. Bajar las caderas mientras que se doblan las rodillas y se mantiene el torso recto. Al mismo tiempo, hay que mantener los brazos rectos hacia delante, manteniendo el equilibrio.

3. Subir las rodillas hacia la postura inicial y repetir.

Existen otros dos ejercicios para completar la rutina, que serían el impulsar las rodillas a través de zancadas y el flexionar como las orugas.

Este entrenamiento puede ser realizado con la máxima calma posible: aunque nos aporta grandes beneficios, no es tan exigente como la práctica de algún deporte que por la mañana pudiera costarnos más esfuerzo. Si lo hacemos diariamente y seguimos dietas adecuadas, nuestra salud mejora. Y tú, ¿qué ejercicios practicas cuando madrugas? fitness sentadillas

Sin comentarios

Añadir un comentario