natación en el mar

El mar y el invierno. Natación

Aunque pueda parecer paradójico, la natación en invierno puede aportarte numerosos beneficios para tu cuerpo y forma física. Puedes asociar la llegada del frío con abandonar las piscinas, pero es importante que conozcas todas las ventajas de practicar este deporte en la temporada invernal.

Los principales beneficios de la natación en invierno

Nadar durante la época más fría del año puede ser algo realmente relajante, y que además te permita liberar estrés. Significa abandonar el frío exterior para sumergirse en una piscina completamente climatizada. Si nadas a un ritmo lento, podrás olvidarte del trabajo y de tu rutina del día a día. Nadando se consigue liberar cortisol y toda la adrenalina que puedas tener acumulada.

Tienes a tu disposición una amplia variedad de estilos como crol, mariposa o espalda, donde entrenarás todos los grupos musculares de tu cuerpo. Acabarás con todos los nudos que puedas tener en los músculos y reducirás todos los síntomas de la ansiedad. Es la alternativa ideal al running como actividad aeróbica, especialmente si vives en el norte o centro de España, donde el frío es más fuerte.

nadar en el mar

Tiene los mismos efectos que correr a la hora de bajar de peso y mantener tu línea. Te permitirá tonificar tu musculatura, y al mismo tiempo ganar masa muscular. No olvides que la flacidez es una de las principales consecuencias de la pérdida de peso, por lo que muscular tu cuerpo es fundamental.

Finalmente, las piscinas en la época invernal suelen estar menos abarrotadas. Estarás más tranquilo para nadar y podrás mejorar tu técnica de brazada, ya que no encontrarás gente que te pueda molestar. Recuerda que la posición de tu cuerpo y el movimiento con tus brazos o pies son fundamentales.

Como conclusión, la natación en invierno te aportará múltiples beneficios para tu entrenamiento y mejorará tu calidad de vida en tu día a día. ¿Se te ocurre una forma mejor?

Sin comentarios

Añadir un comentario