vasto interno

Los mejores ejercicios para fortalecer el vasto interno

El vasto interno es la porción interna de uno de los músculos más importantes que tienes en la pierna: el cuádriceps. No en vano, resulta de gran relevancia para deportes o actividades físicas que requieren de una extensa resistencia o intensidad, como puede ser la carrera continua o algunas disciplinas de equipo (baloncesto, balonmano, voleibol, etc.). Esto es debido a que una de sus funciones es que puedas mover la rodilla en el plano sagital; es decir, en el movimiento de extensión. Esto es algo que haces frecuentemente al llevar a cabo diversas actividades físicas, como pueden ser andar, correr o saltar. Por este motivo, es muy importante que, a partir de estos momentos, realices una serie de ejercicios con el objetivo de fortalecer y potenciar este músculo.

Ejercicios: realizar la popular sentadilla

Para llevar a cabo esta tarea reparadora te puedes valer de una cama o silla , desde donde levantarás la pierna hasta estirarla totalmente. No obstante, deberás desarrollar este movimiento muy despacio con el objetivo de optimizar los resultados del ejercicio. Ten en cuenta que, si los haces muy rápido, los efectos pueden ser los contrarios de los que buscas.

Otro ejercicio que puede ofrecerte muy buenos resultados es el que se basa en hacer la clásica sentadilla. Es decir, bajar tus nalgas a la vez que doblas las rodillas, todo ello de una forma sincronizada. Se trata de un ejercicio muy intenso, tanto para cuádriceps como rodillas. Otro de los más relevantes para fortalecer el vasto interno consiste en colocar un cojín debajo de tu rodilla para que, de esta forma, estés en disposición de presionarlo contra el suelo. Esta actuación generará una contracción muy intensa del cuádriceps.

No menos importante es la realización de un ejercicio que al principio te puede costar un poco más. Debes llevarlo a cabo en tu cama y poner una almohada en la zona trasera de tu rodilla para que, de esta forma, puedas elevar tu pierna de manera completamente estirada. Se trata de una actuación que va a fortalecerte muy eficazmente el vasto interno, a la vez que te va a provocar muchos beneficios en las zonas colaterales. Aunque, si lo que deseas realmente es realizar ejercicios más intensos, no tendrás más remedio que decidirte por uno de los más tradicionales. Su técnica se basa en elevar las piernas con la rodilla extendida y que refleje un ángulo de 45º. Con este movimiento estarás trabajando el músculo de una forma muy intensa. En especial, si deseas corregir el impacto de la pisada en los deportes de carrera: maratón, campo a través, pruebas de velocidad, etc. ¿Estás dispuesto a realizar estos ejercicios para potenciar tu vasto interno? Prueba a ponerlos en práctica, y déjanos un comentario para contarnos cómo te ha ido.

Sin comentarios

Añadir un comentario