Minerales y nutrientes para evitar la caída del pelo

El deporte y la salud siempre van de la mano. Se trata de conceptos sinérgicos, que se refuerzan mutuamente y que contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida. La adquisición de hábitos saludables suele ser la consecuencia de adoptar dietas sanas y rutinas de entrenamiento personalizadas.

Sin embargo, la incorporación del deporte a nuestro día a día va más allá del ejercicio físico que realizamos. Implica que nos cuidemos más. La alimentación se adapta a esa práctica deportiva e ingerimos nutrientes saludables en mayor cantidad.

Pero, ¿y el cabello? ¿Cómo podemos mantenerlo en buen estado?

Salud y cabello, las claves

Por qué solemos perder pelo

La herencia genética no es la única causa de la pérdida del cabello. El estrés y la deficiencia alimentaria son también cuestiones importantes que generan dicho problema.

En el primer caso, el estrés, la práctica deportiva posibilita que gestionemos esas inquietudes vitales y que las sobrellevemos sin daños colaterales, como puede ser la caída del pelo.

En cuanto a la mala alimentación, la falta de minerales como el hierro, el magnesio, el calcio, el zinc o el cromo, así como el exceso de cobre, son las consecuencias derivadas de esas ingestas inadecuadas que perjudican a nuestro cabello.

Qué minerales le vienen bien a nuestro pelo

Las personas perdemos entre 80 y 150 pelos diarios, lo cual es normal, dado que forma parte del ciclo de vida del cabello. Evidentemente, no es lo mismo perder 80 que 150, estamos hablando de casi el doble. No obstante, el problema real se produce cuando superamos ese nivel máximo.

Como hemos dicho, la carencia o el exceso de ciertos minerales constituye un factor decisivo en esa caída del pelo que deseamos frenar. ¿Cuáles son esos minerales tan importantes? Los detallamos a continuación, teniendo presente que el estado de la piel y de las uñas también se ve afectado por sus niveles:

  •  Zinc. Muchos procesos enzimáticos del organismo dependen de la presencia de este mineral. La formación de proteínas, la generación de energía y la consistencia de nuestro sistema inmunológico son algunos de ellos. La pérdida capilar puede deberse a una baja presencia de este componente o a un exceso de cobre.
  • Calcio. Los huesos y el sistema nervioso dependen, en gran medida, de este factor. Los calambres y contracciones musculares recurrentes, así como la ya citada caída excesiva del cabello, son ocasionados por un déficit de calcio en el organismo.
  • Magnesio. Algo similar ocurre con este mineral, cuyos bajos niveles provocan mermas de energía y tendencia a la irritabilidad.
  • Cromo. La cada vez mayor refinación de los alimentos está rebajando la presencia en ellos de este ingrediente, del que dependen la tolerancia a la glucosa y la respuesta celular a la insulina.
  • Cobre. Los niveles adecuados de este elemento contribuyen a consolidar y a pigmentar el cabello, así como a la formación de la hemoglobina.

Dietas y deporte, aliados del cabello

Replantearnos las dietas alimentarias que secundamos, logrando equilibrar la ingesta de minerales, e incorporar el deporte a nuestra vida resultan esenciales para mejorar nuestra salud y, a su vez, tener más pelo y de mejor calidad. ¿Por qué esperar para ponerlo en práctica?

minerales y vitaminas calvicie

Sin comentarios

Añadir un comentario