Rutina de entrenamiento mediante lucha

El Muay Thai, un deporte al alza

El Muay Thai se está convirtiendo en un deporte con cada vez más adeptos, debido a sus múltiples beneficios para la salud. Muchos especialistas recomiendan una serie de dietas para perder peso, pero no hay mejor dieta que un buen entrenamiento. Y con el Muay Thai puedes obtener los objetivos marcados a corto o medio plazo.

Esta disciplina asiática requiere constancia en el entrenamiento

Muay Thai

Se trata de una disciplina de lucha con orígenes en Tailandia que cada vez tiene más adeptos. Por ello, proponemos una serie de ejercicios relacionados con este deporte.

La carrera continua: realizar una carrera de larga distancia otorga la resistencia necesaria para aguantar el esfuerzo en la lucha. De esta forma, es recomendable mantener un ritmo constante en una carrera de media hora o más. Con las semanas, el cuerpo aguantará mejor los primeros esfuerzos y pedirá hacer más kilómetros. De esta manera, el organismo será capaz de aguantar esfuerzos mayores que en los primeros días.

La comba: al practicar Muay Thai, es probable que el profesor pida hacer algunas rondas del salto con cuerda como un calentamiento antes de la clase. Al igual que con la carrera continua, con los días, resultará más sencillo hacer los primeros esfuerzos, por lo que habría que incrementar el ritmo o el número de rondas. El método perfecto es agarrar la cuerda por la cadera y mantener los codos en un ángulo de 45 grados.

Trabajo con manoplas: este entrenamiento sirve para mejorar las habilidades ofensivas, perfeccionar los reflejos y potenciar el acondicionamiento aeróbico. Normalmente, los compañeros se turnan en los gimnasios para sostener las manoplas. Lo recomendable son cinco rondas de entre 50 y 100 patadas con cada pierna, con una intensidad máxima durante dos minutos sin descansar. Una vez que concluya este ejercicio, realizar un descanso de tres minutos.

Bolsa pesada: el instructor suele pedir que se dé patadas sobre la bolsa, al menos 100 veces por cada lado. Este tipo de ejercicio es una forma de acondicionamiento anaeróbico, lo que ayudará al luchador a seguir mejorando la resistencia. Para hacerlo por cuenta propia, realizar rondas de pateo con explosión y repetirlo entre cinco y siete veces, descansando un minuto entre cada ronda.

Sprint: el Muay Thai requiere una forma física envidiable, lo que se consigue haciendo mucho deporte y siendo constante. Importa la resistencia, pero también la reacción rápida, y una de las mejores opciones para incrementar tus niveles de ácido láctico son los sprints.

El contacto rápido con el suelo queda relacionado con los movimientos que se necesitan para realizar golpeos fuertes y para conseguir un movimiento rápido por el ring. La ventaja de los sprints es que ayudan a trabajar y fortalecer los músculos de la zona del glúteo y los isquiotibiales, los cuales son tremendamente importantes para generar la potencia necesaria en los golpes de Muay Thai.

Todos estos consejos hacen que la inclusión en este deporte sea cada vez más rápida, creando adeptos con el paso de los años, al ver el Muay Thai como algo que beneficia la salud. Ahora, ¿te atreves a una sesión de prueba para testar esta disciplina?

rutina de muay thai

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

 he leído y acepto la RGPD