ejercicio y diabetes

¿La musculación puede ayudar a los diabéticos?

La diabetes Mellitus es un problema de salud muy frecuente. Y quienes la padecen pueden encontrar en el deporte un magnífico aliado para su salud, especialmente en la musculación. Pero, antes de explicar por qué, es interesante repasar qué es la diabetes y qué tipos de ella hay.

Tipos de diabetes y cómo afectan a la salud

En general, la diabetes se produce porque el páncreas no genera la suficiente insulina. Y, a consecuencia de ello, se desarrollan una serie de trastornos metabólicos que provocan hiperglucemia (exceso de glucosa en la sangre). Es un problema de salud cuyas causas son variadas, desde factores genéticos hasta alteraciones del sistema autoinmune pasando por un estilo de vida poco saludable. No obstante, debe diferenciarse entre dos clases de diabetes.

Diabetes tipo 1

Se desarrolla a causa de que las células beta pancreáticas, responsables de la producción de insulina, están destruidas. Esto ocurre de forma autoinmune, es decir, el propio organismo del paciente las ataca hasta acabar con ellas.

Su origen suele tener lugar en la infancia o adolescencia, aunque también puede aparecer en edad adulta e incluso en la vejez. Es una enfermedad silenciosa, es decir, cuando se producen los primeros síntomas, el páncreas ya ha dejado de fabricar insulina. Además, es el peor tipo de diabetes posible, pues se trata de una enfermedad crónica que requiere tratamiento con esa hormona desde el primer día. diabetes y  entrenar 

Diabetes tipo 2

Este tipo de diabetes resulta más benigna, pues tiene mucho que ver que ver con las dietas alimenticias. Concretamente, suele producirse por obesidad y sedentarismo, así como por otras enfermedades como hipercolesterolemia o tensión alta. Por todo esto, especialmente para ella es bueno el entrenamiento en general y la musculación en particular.

Suele originarse en la edad adulta y es el tipo de diabetes más común entre la población. Incluso puede tener como causa la ingesta de ciertos medicamentos. No obstante, si el paciente hace ejercicio regularmente y controla sus comidas, la enfermedad puede mejorar.

Por otra parte, hay un tercer tipo de diabetes conocida como gestacional por producirse en embarazadas. No obstante, suele desaparecer al dar a luz, aunque las mujeres que la sufren tiene más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. 

Beneficios del entrenamiento y la musculación

Como se ha dicho, el entrenamiento en general es bueno para la diabetes, especialmente para la de tipo 2. Esta mejora al hacer ejercicio, perder peso y llevar dietas más adecuadas. Pero además hay otro beneficio para esta enfermedad que es específico de la musculación.

Cuando se hacer ejercicios para incrementar la musculatura, se utiliza como fuente de energía principal la glucosa del cuerpo. Como se indicaba, la diabetes se produce, justamente, por un exceso de este monosacárido en la sangre. Y, al utilizarlo para los ejercicios de musculación, se reduce su cantidad. Ello propicia una mejora de la enfermedad y del estado de salud general del paciente.

No obstante, los enfermos de diabetes tienen que ser cuidadosos y practicar el entrenamiento bajo los consejos de un experto. Mientras se hace ejercicio, bajan los niveles de insulina para aumentar cuando se termina la práctica deportiva. Por ello, a largo plazo, el entrenamiento de musculación es bueno. Pero sin cometer excesos que reduzcan demasiado esa hormona.beneficios para la diabetes de  entrenar

En conclusión, el deporte en general y el entrenamiento de musculación en particular son beneficiosos para los afectados por diabetes. No obstante, debe tenerse presente que, en esta enfermedad, intervienen otras muchas variables como las dietas, el estilo de vida y la propia genética de cada persona. Por ello, lo mejor es consultar al médico sobre qué deporte es más conveniente para cada individuo. Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Sin comentarios

Añadir un comentario