músculos

¿Por qué tenemos desequilibrios musculares y cómo solucionarlos?

Cuando estamos entrenando o practicando cualquier deporte tenemos que reconocer que nuestro cuerpo no es una figura simétrica, ya que una rutina de entrenamiento no estudiada o una malas dietaspuede conllevar descompensaciones musculares que afectarán a nuestra salud. A continuación vamos a ver qué son las descompensaciones musculares y cómo evitarlas de la manera más óptima.

¿Por qué tenemos desequilibrios musculares?

Existen varios factores que influyen de manera directa en el entrenamiento que causan estas disfunciones. Tenemos que tener en cuenta que las musculaturas que usamos de forma rutinaria, por ejemplo el bíceps para coger cosas o mover algún objeto, tendrán un aspecto más tonificado que no otros.

De lo contrario sucede con las otras estructuras musculares posturales, si no trabajamos de forma rutinaria los otros músculos, tienden a tener una tonificación en exceso, es decir, hipertónicos y se acortan. Y en los músculos dinámicos tienden a ser hipotónicos o perder tonicidad si no los trabajamos de forma correcta.

Esto es clave en aquellas personas que tiene una vida sedentaria. Estas disfunciones musculares pueden conllevar una temprana lesión.

Hay que hacer hincapié en que realizar una mala técnica de entrenamiento podremos sufrir alguna lesión. Asimismo, en los deportes como por ejemplo en el tenis que solamente se trabaja una parte del cuerpo, tendremos que calentar toda aquella zona que no tendrá tanto trabajo para evitar futuras lesiones.

¿Cómo solucionar los desequilibrios musculares?

La primera solución, y puede ser óptima, para aquellos que tengan una vida demasiado sedentaria, ya que no estamos trabajando ninguna estructura muscular ni tampoco estamos ejercitando ninguna con regularidad, es hacer ejercicio.

En segundo lugar, a la hora de practicar cualquier deporte que solamente involucre una cierta parte de nuestro cuerpo, tendremos que calentar muy bien aquellos conjuntos de músculos para evitar futuras lesiones. Siempre tendremos que tener ejercitado y/o calentado todas las estructuras musculares. Para ello, recomendamos hacer una sesión de calentamiento profundo y estiramientos en los músculos.

Y para finalizar, intenta siempre trabajar las máximas zonas posibles para así que el músculo tenga cierto trabajo y recorrido tanto en los músculos como en su antagonista.

Si trabajamos los músculos y los fortalecemos con armonía no desencadenamos ninguna molestia y/o lesión.

En los deportes asimétricos (boxeo, tenis, baloncesto, etc) tenemos que tener en cuenta que cada lado de nuestro cuerpo está soportando un trabajo asimétrico, en estos casos es recomendable calentar ambas partes de él y una buena planificación del entrenamiento.

En cambio, en los deportes simétricos (natación, running, etc) no existe demasiada mala ejercitación de los músculos ya que los músculos trabajan de forma simétrica. Las lesiones en este tipo de deporte es debido a una mala planificación del entramiento y/o una falta de preparación física, en este caso necesitaremos unas pautas para evitar lesiones.

En conclusión

Esta disfunción muscular es bastante conocida entre los deportistas o atletas que practican deporte en alta intensidad y de forma rutinaria. Pero siempre antes de realizar cualquier ejercicio, tenemos que tener en cuenta las futuras lesiones que pueden provocar una mala planificación del entrenamiento y no calentar aquellas estructuras musculares que no van a ejercer tanto trabajo. desequilibrios del músculo

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

 he leído y acepto la RGPD