suplementos minerales

¿Qué electrolitos tomar y por qué hacerlo en en entrenamiento?

Todo deporte requiere una constancia diaria, aunque no hay que estancarse en un mismo entrenamiento, sino ir variando. Igualmente, la dietas también tienen su parte de influencia en la práctica deportiva, repercutiendo todo en una mejora de la salud del deportista.

Los electrolitos se toman en ejercicios de más de una hora de duración

El cometido de los suplementos de sales o electrolitos es reponer los propios electrolitos que se han perdido durante la actividad deportiva mediante el sudor y la orina. Aquí cobran especial importancia los deportes de fondo, como por ejemplo el running, el ciclismo, la natación o el triatlón.

Así, la misión de estas sales es la reposición en situaciones de déficit de los mismos en el cuerpo, hablando de aquellos que son imprescindibles para un perfecto funcionamiento del organismo. Además, la ingesta de estas sales evita la aparición de calambres musculares, así como mantiene una correcta hidratación con la concentración de sales que el cuerpo necesita después de un duro entrenamiento.

Así, en este post ponemos de manifiesto el formato de los comprimidos de sales, qué electrolitos tienen y cómo ayudan a la recuperación del cuerpo, que es la principal misión de estas sales.

Lo primero será ver el formato de los comprimidos de las sales, los cuales suelen presentarse en forma de cápsula, que se toman con agua. Una opción para recuperar es comprar MyProtein Electrolytes Plus– 180 cápsulas o Xendurance, los cuales ayudan a la completa recuperación de los músculos de nuestro cuerpo.

Los suplementos de sales tienen una serie de minerales que ayudan a la recuperación del organismo, tales como el sodio, el cloro, el potasio, el magnesio y el calcio. Aunque todos aportan energía al cuerpo, destacamos los efectos del sodio, cuyas funciones son las de regular el equilibrio osmótico del cuerpo, así como reducir la deshidratación en una cantidad importante. Y el magnesio, que equilibra la respiración y el oxígeno del cuerpo, el cual queda en desequilibrio al hacer deporte, ya que la respiración suele ser más fuerte y rápida, consumiendo de manera acelerada el oxígeno que almacenamos en el organismo.

Estas sales están diseñadas para ser consumidas por cada una o dos horas de ejercicio, también dependiendo de la cantidad de sudor que desprenda el deportista y de la climatología. Además, deben tomarse con un vaso grande de agua para que puedan ser absorbidas correctamente y no causen problemas intestinales.

De esta forma, las sales minerales se configuran como un perfecto recuperador después de un duro entrenamiento. Y es que el deporte debe realizarse con precaución, por lo que si al final de la sesión notamos nuestro cuerpo débil, tomar estas sales ayudará a la recuperación y a la posterior actividad. Ahora cuéntanos, ¿qué tomarías para recuperarte después de hacer ejercicio?. recuperar electrolítos

Añadir un comentario