correr y respirar bien

La importancia de respirar bien para los corredores

Todos los corredores que llevemos a cabo una carrera continua que queramos obtener un buen rendimiento es importante que dominemos el arte de saber respirar correctamente. Actualmente, existe el debate sobre si es mejor respirar por la boca o por la nariz. Sin embargo, la realidad es que no existe respuesta correcta a dicha pregunta, ya que la mejor respiración es toda aquella que surge de forma natural de nuestro cuerpo. Cualquier tipo de respiración debe surgir de forma automática sin que estemos pensando en si debemos inspirar por la nariz o abrir la boca para no ahogarnos.

¿Por qué es importante respirar bien mientras corremos?

El tipo de carrera que realicemos también influirá en si debemos respirar por la boca o por la nariz. Si queremos mantener la posibilidad de hablar sin dificultades durante el ejercicio, ya sea porque debemos comunicarnos o porque entrenamos en comunidad, es recomendable tanto inspirar como espirar a través de la boca. De esta forma, conseguimos que una mayor cantidad de aire entre en nuestros pulmones. Sin embargo, si estamos llevando a cabo una actividad de alto ritmo como series continuas o un sprint, también es recomendable acompañarlo de una respiración por la nariz, ya que de esta forma ampliamos la cantidad de oxígeno que entra en los pulmones.

Además de elegir la forma de respirar, también es importante que se mantenga un ritmo estable a la hora de inhalar aire. Este es recomendable que sea de 2:2 o de 3:3, llevando a cabo dos o tres zancadas antes de inhalar y otras dos o tres antes de espirar. No obstante, si nos sentimos más cómodos y, especialmente, si nos encontramos realizando un gran esfuerzo, también es recomendable llevar a cabo un ritmo de 1:2. De esta manera, realizamos una zancada para coger aire y al cabo de dos zancadas sacamos el aire de nuestro cuerpo.

Más allá del ritmo, también es de vital importancia que podamos mantener una postura correcta a la hora de permitir la entrada de aire. Generalmente, la espalda debe estar erguida, abriendo el pecho y tirando de forma ligera los hombros hacia atrás. Cuando llevamos mucho tiempo corriendo y empezamos a estar fatigados, tendemos a tirar el cuerpo hacia adelante. La espalda empieza a encorvarse de una forma cada vez más radical y esto impide que el aire pueda entrar de forma correcta. Con esto, conseguimos que cueste aún más llevar a cabo una actividad de running de forma correcta.

Por ello, si tenemos dificultades para respirar mientras corremos, es importante que nos apuntemos a clases de yoga. En esta disciplina existen determinadas posiciones como, por ejemplo, la del Saludo al Sol, en las que se nos obliga a respirar de forma instintiva, consiguiendo que abramos la caja torácica de nuestro cuerpo y acabemos expandiendo los pulmones, permitiendo que entre el aire de forma totalmente intuitiva. Por ello, es importante para nuestra salud deportiva que incluyamos este tipo de prácticas si tenemos dificultades para respirar a la hora de correr. correr y respirar bien

Sin comentarios

Añadir un comentario