Rutina HIIT con pesas en los tobillos para quemar grasa rápidamente

El deporte actual apuesta por la intensidad de la ejercitación para obtener resultados más positivos en mucho menos tiempo. Además, uno de nuestros objetivos principales sigue siendo quemar grasa, eliminar calorías y perfilar nuestra silueta cuanto antes.

Para ello, está siendo tendencia recuperar las pesas e incorporarlas a nuestras ejercitaciones deportivas. Esto, tan frecuente en los gimnasios de los años 80, ha vuelto con fuerza y se ha convertido en un auténtico signo de los tiempos actuales. ¿Cómo se concreta exactamente? Con una rutina completa, tipo HIIT, realizada con pesas en los tobillos.

¿Estás preparado para perder peso? Ponte tu ropa deportiva de las grandes ocasiones y elige los lastres adecuados para empezar con fuerza en esta iniciativa. ¿Lo ideal? Iniciarte con un peso ligero y empezar a progresar poquito a poco. Comienza, por ejemplo, con un lastre de medio kilo en cada pie y auméntalo conforme vayas aumentando intensidades y horas de ejercitación.

Algunos ejercicios con pesos recomendables

Puedes alternar estas propuestas a lo largo de tu semana deportiva para crear entrenamientos personalizados sumamente quemagrasas:

1. Camina largas distancias.

A tu ritmo, pero sin llegar a correr, puedes colocarte sendos pesos en tus tobillos y dar paseos de entre 35 y 60 minutos por tu ciudad. ¡Es una experiencia deportiva enormemente positiva!

2. Realiza abdominales de bicicleta.

Túmbate en el suelo boca arriba, sitúa tus manos a ambos lados de la cabeza o tras ella y flexiona las rodillas. El ejercicio consiste en acercar cada rodilla al codo contrario, de manera alternativa. ¿Cuántas repeticiones eres capaz de hacer? Al principio te va a costar bastante más que antes, pero los resultados no tardarán en llegar.

3. Da patadas de glúteo.

Tras ponerte a cuatro patas, lanza tu pierna hacia atrás de forma controlada, mientras contraes el abdomen y los glúteos.

4. Da patadas laterales.

Es un magnífico complemento tras el ejercicio anterior. Sitúate de lado en el suelo, dobla la pierna más cercana a este y eleva la otra sin dejar de contraer tu abdomen, tus glúteos y los músculos de tu pierna. Al terminar la serie, cambia de lado y de pierna.

5. Plancha con pierna elevada.

Sitúate como si fueras a realizar una plancha convencional, con tu peso apoyado sobre los antebrazos y las puntas de tus pies afianzadas en el firme. A continuación, levanta una de tus piernas y forma un ángulo de 45 grados al tiempo que estiras la pierna levantada todo lo posible. Aguanta un poquito, acomoda la respiración correctamente y contrae el abdomen. ¡Fíjate cómo el lastre del tobillo te obliga a incrementar tu esfuerzo! Señal de que estás quemando aún más grasa.

6. Atrévete con el espagat.

Exige mucha fuerza y gran perseverancia pero, poco a poco, acabarás consiguiéndolo y ganando flexibilidad.

7. Eleva tus piernas frontalmente.

Lo puedes hacer de dos maneras: estirada o flexionada. Manteniendo una pierna sobre el suelo, levanta la otra y mantenla así un ratito. Si te animas, no la apoyes en el suelo al terminar la elevación.

Son, en definitiva, ejercicios a tu alcance que, con las pesas en tus pies, te permiten completar un entrenamiento HIIT muy exigente. ¡Quemarás calorías más rápidamente!

entrenamiento con pesas en el tobillo

Sin comentarios

Añadir un comentario