Entrenamiento con sillas

Tonifica tu cuerpo en casa con una silla

Si estás pensando en empezar tu rutina de deporte en casa, nosotros sabemos cómo puedes tonificar tu cuerpo mediante un entrenamiento con sillas. Verás cómo consigues tus objetivos según lo previsto. Además, es la mejor forma de entrenar cuando te apetezca y siguiendo una pauta de ejercicios adaptada a tus necesidades.

Consejos y ejercicios con una silla

Si lo tuyo no es hacer pesas y deseas tener unos músculos firmes y definidos , la rutina de ejercicios con silla que te proponemos es ideal para ti. Solo necesitas una silla que sea resistente y estable. Es muy importante que no corras el riesgo de que se rompa. Te sugerimos, según el ejercicio, recargar la silla sobre una pared para conseguir una mayor seguridad y estabilidad.

Crunches

Siéntate en la silla y trata de tener los brazos bien estirados. Seguidamente, acompaña tus rodillas hacia el pecho y procede a estirar las piernas en un ángulo de 90 grados. Luego, regresa de nuevo al pecho. Es conveniente que hagas tres series de doce repeticiones.

Define tu cintura

Debes empezar este ejercicio al borde de la silla y llevar los brazos a tu nuca. Además, es importante que lleves tu codo lo más atrás que sea posible. Mientras, aprieta fuerte el abdomen y trata de mantener la posición durante un par de segundos. Acto seguido, regresa al centro y repite lo mismo del otro lado. Es importante que hagas tres series de 10 repeticiones de cada lado.

Entrenamiento con sillas

Brazos y espalda

Para hacer bien el siguiente ejercicio, tienes que apoyar tus brazos en el borde de la silla y mantener tus pies firmes sobre el suelo. La parte central de tu cuerpo tiene que quedar sostenida por tus extremidades. Mantén esta posición y estira tus brazos. Trata de hacer la fuerza en los brazos y no la centres en las piernas para ver los resultados en tu espalda y en los bíceps.

Glúteos fuertes

Los puentes son un buen ejercicio para trabajar tus glúteos. Este ejercicio potenciará los resultados. Solo tienes que recostarte en el suelo y colocar tus pies en la silla. Luego, apoya tus brazos en los costados y levanta la cadera lo máximo que puedas. Regresa a la posición inicial y vuelve a levantarte. Es aconsejable que hagas tres series de 15 repeticiones.

Desplantes

Debes colocar uno de tus pies sobre la silla. Trata de bajar la otra pierna a modo de sentadilla. Al hacer este movimiento, tu rodilla no debe sobrepasar la punta del pie y tienes que mantener la espalda recta en todo momento. Luego, haz el mismo movimiento con la otra pierna. Te recomendamos tres series de 15 repeticiones para cada lado.

Empieza ahora tu entrenamiento con sillas y cuéntanos tu experiencia entrenando desde casa.

Sin comentarios

Añadir un comentario