abdominales y cintura

4 ejercicios para abdominales oblicuos que definirán tu cintura

¿Quieres reducir y estilizar tu abdomen? ¿Aspiras a tener una tableta de chocolate o, al menos, un vientre plano y una cintura marcada? No necesitas hacer mucho deporte ni seguir estrictas dietas. Con los ejercicios de abdominales oblicuos es posible. Solo tienes que ser constante y seguir estas pautas.

¿Qué son los abdominales oblicuos?

Su nombre proviene de la dirección de estos músculos situados en la parte media y baja de la espalda. Su función es mantener el cuerpo en una posición vertical estable. Están formados por los abdominales oblicuos internos y externos.

Los oblicuos internos están ubicados a ambos lados del cuerpo y se originan en la parte inferior de la espalda, en el ligamento inguinal y en la cresta ilíaca. Se encuentran envueltos por los oblicuos externos y abarcan desde la mitad inferior de las costillas hasta la pelvis.

Para no tener problemas de salud, recuerda combinar estos ejercicios con una dieta equilibrada y con la ingesta de, al menos, un litro y medio de agua al día.

Flexión lateral del tronco con mancuernas

Puedes hacer este ejercicio con una o con dos mancuernas. Si utilizas las dos, simplemente colócate de pie con el tronco recto, las piernas ligeramente separadas y una mancuerna en cada mano. Inclínate levemente hacia uno de los lados y mantén la posición unos instantes. Finalmente, vuelve a la postura inicial. Repite varias veces con cada lado.

Si lo haces con una mancuerna, parte de la misma posición inicial, inclina la parte superior de la espalda hacia el lado donde llevas la mancuerna. Haz una pausa y vuelve a la posición original. Igual que con la primera modalidad, repite varias veces y entonces cambia de lado.

En ambos casos, no te inclines demasiado ni muy rápidamente, ya que debes evitar encorvarte. Tampoco debes mover las caderas o las piernas. Así limitarás el trabajo a la parte superior del tronco.

Abdominales de bicicleta

Túmbate en el suelo boca arriba con las piernas estiradas y ligeramente levantadas del suelo. Coloca las manos a ambos lados de la cabeza con los codos flexionados. Dobla la pierna derecha, gira suavemente la parte izquierda del tronco e intenta tocar la rodilla con el codo. Haz lo mismo con el otro lado del cuerpo y realiza una serie alternando ambas partes. Un truco: contrae el abdomen mientras realizas el ejercicio, debes sentir que tus músculos abdominales están trabajando.

Abdominales en V

Este ejercicio es difícil, pues necesitarás fuerza, pero con el tiempo lo puedes conseguir. ¡Verás cómo vale la pena!

Túmbate boca arriba sobre una esterilla con los brazos extendidos hacia detrás y las piernas también estiradas. Respira contrayendo el abdomen y sube al mismo tiempo las piernas (sin dejar de mantenerlas estiradas) y la parte superior del tronco hasta formar una V. Has de formar un ángulo de unos 40 grados entre el cuerpo y las piernas. Mantén la posición unos segundos y vuelve lentamente a la postura inicial (sin dejarte caer de golpe).

Abdominales laterales

Túmbate sobre un costado con el codo apoyado en el suelo, en ángulo recto y con las piernas y el torso rectos. Inhala y, al exhalar, eleva la pierna superior y, si quieres, el brazo libre. Mantén la posición al menos 30 segundos, respira y, cuando bajes de nuevo la pierna, retén la respiración. Haz una serie de 10 y, después, cambia al otro lado. Intenta que la cabeza, el torso y las piernas estén alineados y mantén el tronco recto.

SI te gusta el deporte y el entrenamiento, realizar estos ejercicios no te costarán demasiado. Además, verás que cada día logras hacer un poco más. En menos de lo que piensas, conseguirás unos abdominales planos y bien moldeados. abdominales

Sin comentarios

Añadir un comentario