amnesia de glúteos

¿Qué es la amnesia de glúteos y cómo evitarla?

El investigador de la Universidad de Waterloo Stuart McGill denominó amnesia de glúteos a un problema muy habitual entre quienes no hacen deporte y permanecen muchas horas al día sentados. Consiste en que los músculos de las nalgas son incapaces de activarse con el entrenamiento debido al exceso de reposo.

Consecuencias de la amnesia de glúteos para la salud

Al estar mucho tiempo sentados, el grupo muscular que integra los glúteos se halla en estiramiento. Debido a ello, cuando se hace entrenamiento de esa zona, no se consigue activarlo convenientemente. Peor aún: el sedentarismo provoca que los flexores de cadera también se encuentren en tensión y se acorten en longitud.

Todo esto, a largo plazo, puede provocar serios problemas de salud, como protusiones o hernias discales. Pero, a más corto, impide el desarrollo de los glúteos con el trabajo de gimnasio.

Cuando se padece esta amnesia, el trabajo de esos músculos es realizado por los isquiosurales. Por tanto, la manera más sencilla de detectar el problema es observar cómo los isquios reemplazan el trabajo de los glúteos. No obstante, se puede solucionar.

Entrenamiento para corregir la amnesia de glúteos

Llevar una vida activa acompañada de dietas saludables es el mejor remedio para prevenir la amnesia de glúteos. Pero, cuando ya se padece, pueden realizarse varios ejercicios que ayudan a reactivar esa musculatura y que se centran en la extensión de las caderas. Algunos de ellos son los siguientes.

Hip thrust

Para este ejercicio, hay que sentarse en el suelo apoyado, por ejemplo, en un banco. Los hombros deben quedar aproximadamente a la altura de este. Sujetándose con los omóplatos y los pies, hay que elevar las caderas tanto como sea posible y retornar a la posición inicial para volver a repetirlo.

Con este ejercicio se fortalece el glúteo superior, pero también los isquiotibiales y los músculos flexores de la cadera.

Puente de glúteo

Parecido al anterior, consiste en tumbarse a la larga en el suelo con los brazos estirados y las palmas de las manos hacia abajo. A continuación, se eleva todo lo posible la parte central del cuerpo y se mantiene en esa posición. Seguidamente, se vuelve a la postura inicial para repetir el ejercicio.

Con esta rutina se fortalecen igualmente los glúteos e isquiotibiales. Y, además, resulta beneficiosa para la parte baja de la espalda.

amnesia de glúteos

Extensiones en cuadripedia

Adoptando una postura similar a la de los animales de cuatro patas, se eleva todo lo posible una pierna ligeramente flexionada, de manera que la rodilla quede a la altura de la cabeza y el pie más arriba. Luego se repite con la otra pierna.

Una variante de este ejercicio son las extensiones con polea. A grandes rasgos es lo mismo, pero manteniendo en tobillo en alto sujeto por un agarre. Tanto una como otra activan los glúteos y, además, fortalecen los músculos lumbares.

En conclusión, para evitar la amnesia de glúteos es necesario hacer deporte regularmente. Y, si ya se padece este problema, realizar los citados ejercicios contribuye a mejorar. ¿Qué opinas? ¿Crees que te resultarán útiles?

Sin comentarios

Añadir un comentario