descansos cortos

¿Los descansos cortos entre los entrenamientos perjudican o benefician?

Cuando hacemos deporte, ya realicemos un entrenamiento (que debe estar combinado con dietas equilibradas para gozar de buena salud) para perder peso, para tonificar los músculos o para ganar fuerza lo verdaderamente importante es que optimicemos de forma adecuada dicho entrenamiento. Solo así podremos llegar a alcanzar nuestros objetivos.

Una manera de conseguir esta mejora considerable en la forma de entrenar es utilizar correctamente los descansos mientras hacemos deporte. Estos descansos se realizarán en base a los objetivos que persigamos y a nuestro entrenamiento.

¿Debemos controlar los descansos en nuestro entrenamiento haciendo deporte?

La respuesta es un rotundo sí, y el motivo no es otro que porque de esta manera seremos capaces de extraer mucho más partido a nuestra manera de entrenar. Sin embargo, esto no es de aplicación exclusiva al trabajo dentro del gimnasio, sino también al que se puede realizar en cualquier otro lugar.

Está bien tomarse un descanso cuando acabamos una serie, pero sin excedernos. No podemos olvidar la relevancia que tienen los descansos en la práctica deportiva, ya que gracias a ellos nuestros músculos se recuperan del esfuerzo realizado durante la serie. Haciéndolos correctamente conseguimos que el músculo pueda volver a trabajar al cien por cien, y así seguir entrenando como debemos hasta llegar a la siguiente serie.

El secreto de una buena salud: dietas equilibradas y descansos adecuados entrenando

Resulta conveniente considerar que cada persona es diferente, al igual que la forma en la que responde cada cuerpo. Pero, por norma general, los expertos aconsejan hacer descansos más largos si el número de repeticiones que llevamos a cabo en una serie es menor y usamos en ellas más carga (y son más intensas). Si, por el contrario, ejecutamos más repeticiones con poco peso e intensidad, el músculo trabajará menos, por lo que los descansos deberán ser más cortos.

Habitualmente, los entrenadores recomiendan descansar un minuto entre serie y serie, pero es algo francamente relativo, porque, como hemos mencionado, hay muchísimos factores que se deben tener en cuenta. Descansar entre serie y serie sirve para algo más que permitirnos recuperar el aliento y que el músculo se relaje, tiene utilidad para favorecer la oxigenación de las fibras.

La duración de los descansos dependerá también del tipo de entrenamiento que estemos realizando. En el caso de que nuestra intención sea definir músculos, los descansos no deberían ser demasiado largos. En este caso, lo que pretendemos es llevar un buen ritmo del corazón para quemar más calorías y grasas. La intensidad será menor, y por tanto, no serán necesarios largos tiempos de descanso para llevar un ritmo constante.

No obstante, este tema puede crear cierta polémica entre los deportistas. Lo cierto es que el descanso al entrenar resulta decisivo si lo que buscamos es maximizar los beneficios de dicha práctica, ya sea en el gimnasio o en cualquier otro ámbito que podamos emplear para entrenar.

Si entrenamos con cabeza y siendo conscientes de la gran importancia de los descansos en la práctica del deporte podremos sacar mucho más partido a nuestra sesión diaria de entrenamiento. ¿Cuál es tu táctica en lo que a descansos se refiere? descansos y ejercicio

Sin comentarios

Añadir un comentario